Los préstamos para la construcción de viviendas empiezan a materializarse en obras terminadas. Actualmente se encuentran en proceso de edificación 10 mil casas. El Gobierno convocó a un nuevo sorteo para quienes tienen terreno propio o están por comprarlo.

El programa de créditos para la vivienda Pro.Cre.Ar ya tiene su primera casa. En los próximos días, el Gobierno dará a conocer los avances del plan. Una de las novedades será que terminó la construcción del primer hogar levantado gracias a estos préstamos. Esa imagen servirá para demostrar que el ambicioso objetivo de entregar 100 mil créditos en un año se va transformando en una realidad. Ya hubo cuatro sorteos y dos repechajes que arrojaron más de 68 mil beneficiarios. De ese total se están desembolsando 10 mil préstamos, lo que significa que son casas que empezaron a edificarse en terrenos propios de los sorteados. El Banco Hipotecario, que administra el programa y entrega los créditos, tiene otros 3500 listos para efectivizar y 9 mil carpetas ingresadas para una próxima aprobación. Además está abierta la inscripción para un quinto sorteo que se realizará el 22 de marzo.

El financiamiento que aporta el Hipotecario es para la construcción de viviendas en terrenos propios o para la compra de una casa levantada en terrenos fiscales, cedidos por el Estado nacional, por provincias y municipios. Hasta el momento, los mayores avances se dieron en el primer segmento, aunque la segunda etapa empieza a tomar velocidad. El Gobierno está por seleccionar a las empresas que asumirán la tarea de construir esas viviendas. El primer lote es de 5 mil, y luego se abrirá la licitación por otras 11 mil.

El cronograma tentativo que maneja el Gobierno es llegar a mitad de año con 30 mil créditos entregados para la construcción en terrenos propios. Los desembolsos se realizan por cuartos. Es decir, el 25 por ciento de los fondos se acredita al inicio de la obra y el resto se va gatillando a medida que el banco certifica el cumplimiento de los trabajos. Hacia septiembre, la meta es alcanzar los 60 mil préstamos, y a fin de año, 80 mil. Con esos números, la expectativa oficial es que el sector de la construcción pase de la situación de caída en 2012 a resultados positivos este año. Lo mismo transmiten empresarios del sector.

Estos días está abierta la inscripción para un quinto sorteo. El plazo vence el 18 de marzo y el sorteo se realizará el 22. La novedad a partir de ahora es que podrán anotarse personas que todavía no tienen un terreno propio, pero están cerca de comprarlo. La Anses lo explicó en un comunicado: “Desde 2013, quienes aún no sean propietarios de un terreno, pero cuenten con los medios para comprarlo, podrán sumarse al sorteo de Pro.Cre.Ar y concretar la adquisición del predio luego de salir beneficiados para obtener el crédito hipotecario. Cabe destacar que el préstamo que otorga Pro.Cre.Ar es exclusivamente para la construcción de la vivienda, mientras que la compra del terreno debe concretarse con fondos de la persona interesada”.

“Esta nueva modalidad de inscripción para las familias que aún no son propietarias de un terreno facilita el acceso al crédito. Esa es nuestra intención, brindar todas las oportunidades para que los argentinos puedan acceder a la casa propia”, destacó Diego Bossio, director de la Anses. El organismo previsional aporta parte de los fondos para el programa, a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de las jubilaciones. Obtiene por ello una rentabilidad del 9 por ciento anual durante los primeros cinco años. El otro aportante es el Tesoro nacional.

El programa Pro.Cre.Ar otorga créditos de hasta 350 mil pesos y no es necesario tener un mínimo de ingresos. Los préstamos son en pesos, con tasas del 2 al 14 por ciento según los plazos, que van de 20 a 30 años. La relación cuota-ingreso puede llegar hasta el 40 por ciento. Por otra parte, el plan pone a disposición de los favorecidos distintos prototipos de casas para su construcción.

Fuente: Pagina12

Deja un comentario