El equipo de Bianchi, que debutó con una derrota en La Bombonera, visitará desde las 19.45 a Barcelona de Ecuador, en la segunda jornada del Grupo 1.

El debut fue poco auspicioso, por eso, ahora Boca, urgido por un triunfo para maquillar el opaco inicio del ciclo del DT Carlos Bianchi, visitará hoy a Barcelona (Ecuador) en la ciudad de Guayaquil, en un partido clave para ambos y válido por la segunda fecha del Grupo 1 de la Copa Libertadores de América. El encuentro se jugará a partir de las 19.45 (17.45 hora local) en el estadio Isidro Romero, con capacidad para 60 mil personas, será arbitrado por el brasileño Leandro Vaduen y lo televisará la señal de cable Fox Sports.

La zona se completa con Nacional de Montevideo y Toluca de México, que ya jugaron su partido por la segunda fecha la semana pasada con triunfo del equipo uruguayo por 3-2 en el Distrito Federal.
El Xeneize debutó con el pie izquierdo ante Toluca (2-1) y luego hilvanó en el Torneo Final un insípido empate sin goles frente a Tigre y el sábado último cayó ante All Boys (2-0), en ambos casos como visitante y con actuaciones individuales flojas y un rendimiento colectivo mediocre.
En el otro bando, los dirigidos por el argentino Gustavo Costas, actuales campeones del fútbol ecuatoriano, comenzaron su incursión en la Libertadores con un empate como visitante de Nacional (2-2). A nivel local marchan penúltimos luego de cinco fechas. En la última aparición en sociedad, cayeron con Deportivo Quito por 1-0.
En Boca, los malos resultados generaron dudas y estas obligaron al DT a cambiar, y así Bianchi hará una vez más cirugía mayor con cinco variantes respecto de la formación que perdió en Floresta, mientras espera para el fin de semana el regreso de Juan Román Riquelme, en la cuarta fecha del certamen doméstico y como local de Unión de Santa Fe.
El Virrey le devolverá la titularidad al arquero Agustín Orion, recuperado de un golpe en el tobillo, y saldrá del equipo Oscar Ustari, de gran actuación, mientras que ingresarán en el mediocampo Pablo Ledesma, Cristian Erbes y Nicolás Colazo por Guillermo Fernández, Leandro Somoza y Walter Erviti.
Sin dudas, el cambio más significativo del equipo estará en el ataque, con el ingreso de Lucas Viatri por el ineficaz uruguayo Santiago Silva, quien ni siquiera viajó a Ecuador con la delegación Xeneize.
La intención del Virrey es dotar el mediocampo con futbolistas más aptos para el juego externo y con buen manejo de pelota, y que además aporten experiencia a un equipo que hasta el momento se mostró inseguro y que siente mucho cuando lo atacan, sobre todo por el sector derecho que ocupan Emiliano Albín y Claudio Pérez.
Además, el ingreso de Viatri deja claro la disconformidad de Bianchi con el uruguayo Silva, luego de haber anunciado hace un mes poco después de asumir en Boca que pretendía recuperar la dupla que formó en Vélez con el Burrito Juan Manuel Martínez.
Barcelona, por su parte, intentará desnudar las flaquezas defensivas de Boca con el delantero argentino Ariel Nahuelpan y sobre todo con el fútbol que propone el rosarino Damián Díaz, cerebro, conductor y estratega, que no tuvo suerte cuando estuvo durante un año en el equipo Xeneize.
Los ecuatorianos no tendrán al defensor José Luis Perlaza, expulsado ante Nacional, y en su lugar ingresará Víctor Valarezo, mientras que el delantero Michael Arroyo superó una molestia muscular y jugará el partido.
Para Boca un triunfo sería vital, ya que de no conseguirlo estará casi obligado a ganar los cuatro partidos restantes para ser uno de los dos clasificados del grupo a los octavos de final.

Deja un comentario