Cristina inaugurará la Asamblea Legislativa, con un discurso en el que hará un balance de su gestión y ratificará el rumbo del modelo económico que lleva adelante desde hace diez años el Gobierno.

Será a las 12 de este viernes.

De esta manera, la Presidenta cumplirá con la disposición constitucional que establece que el 1 de marzo de cada año debe dejar inaugurado el período de sesiones ordinarias, con un mensaje ante los legisladores sobre el estado de la Nación.

La convocatoria para el inicio del 131º período de sesiones ordinarias del Congreso fue formalizada ayer a través del decreto 215/2013, publicado en el Boletín Oficial con la firma de la primera mandataria y del jefe de Gabinete de ministros, Juan Manuel Abal Medina.

“Señálanse las 12.00 horas del día 1° de marzo próximo para la solemne apertura de las Sesiones Ordinarias del Honorable Congreso de la Nación, correspondientes al año en curso”, indica la norma.

La Asamblea Legislativa será abierta a las 11:30 por el presidente del Senado, Amado Boudou, quien estará acompañado por el titular de la Cámara de Diputados, Julián Dominguez, y pasará en forma inmediata a un cuarto intermedio para esperar la llegada de la Jefa de Estado.

De acuerdo al cronograma oficial, la Presidenta llegará a las 11.45 a la explanada de la calle Entre Ríos y allí será recibida por legisladores de las comisiones de interior y de exterior, integrada por diputados y senadores de diferentes extracciones políticas, que serán designados previamente.

Una vez en el Palacio, la Presidenta firmará el Libro de Honor del Congreso, tras lo cual atravesará el salón de los Pasos Perdidos hasta llegar al recinto de la cámara baja, desde donde dirigirá su sexto mensaje de apertura de sesiones ordinarias del Congreso.

Antes, la mandataria se detendrá a dejar inaugurado una vitrina ubicada en Pasos Perdidos que contiene una de las siete banderas que flamearon en las Islas Malvinas en el marco del Operativo Cóndor, en septiembre de 1966.

La ceremonia contará con la presencia de los ministros del gabinete nacional, gobernadores, diplomáticos y embajadores, que se ubicarán en los palcos bandeja, ubicados a ambos lados del estrado principal.

En tanto, en los palcos del primer piso se ubicarán -como es habitual- las titulares de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, representantes de organizaciones de derechos humanos, invitados especiales y militantes políticos.

También se espera la concentración frente al Congreso de organizaciones políticas y sociales en apoyo al gobierno nacional.

La jefa de Estado concurrirá al Congreso un día después de la audiencia realizada en la Corte de Apelaciones de Nueva York, en la causa que enfrenta Argentina por el reclamo de fondos buitre de cobrar el 100 por ciento de los títulos en default que mantienen en su poder.

Las palabras de la Presidenta también se conocerán un día después de que la Cámara de Diputados convirtiera en ley el Memorandum de Entendimiento con Irán por el atentado a la AMIA.

Además lo hará en un año que estará marcado por la elección de renovación parlamentaria, donde el oficialismo pondrá en juego las bancas obtenidas en el 2009, cuando logró la menor cantidad de escaños desde el 2003, y tras el triunfo contundente alcanzado en el 2011, que le permitió el año pasado votar leyes clave para el gobierno nacional.

El Congreso jugó a lo largo de 2012 un rol trascendental para la consolidación del proyecto del gobierno nacional y registró uno de los períodos más productivos de los últimos años, en el que se aprobaron leyes fundamentales para la gestión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que avanzan en la ampliación de derechos.

Desde que el oficialismo recuperó la mayoría parlamentaria en ambas cámaras, el Congreso aprobó un total de 104 leyes, superando ampliamente la producción legislativa del año anterior, cuando se sancionaron 79 normas.

Entre las leyes claves aprobadas en este período se encuentran el Presupuesto 2012, la recuperación de YPF, la expropiación de la Compañía Sudamericana de Valores, ex Ciccone, la reglamentación del per saltum, la habilitación a jóvenes de 16 años para votar, el nuevo régimen de accidentes de trabajo y la reforma al mercado de capitales.

 

Deja un comentario