La docente de nivel Inicial, Laura Ramasco, fue apartada del cargo en la Escuela de El Volcán por pedirle al ministro Marcelo Sosa que nombrara a un profesor de Educación Física en el establecimiento.

“Tengo la conciencia muy tranquila del deber cumplido. Queda para las autoridades analizar por qué tanta persecución y maltrato”, afirmó la docente.

Todo comenzó el 18 de mayo pasado cuando el ministro Sosa concurrió al Centro Educativo N° 16 “Carlos Sadoc San Martín” para presidir el acto del Día de la Escarapela. “Cuando terminó la ceremonia, me acerqué al ministro y le transmití la preocupación de los chicos y los padres por la falta del docente y el perjuicio que eso provoca en los alumnos”.
Fue suficiente para que, a los 15 días, recibiera en su domicilio una carta documento avisándole que le iniciaban un sumario administrativo por “falta de respeto” al funcionario. También para que la directora de la escuela la sancionara con un apercibimiento.
“Desde entonces, estoy afectada al Taller de elaboración de Material Didáctico para Educación Inicial (TEMADI), donde cumplo horarios y realizo distintas actividades, hasta tanto se resuelva mi situación administrativa”, comentó.
Pero este lunes, cuando aún no fue comunicada oficialmente y formalmente de alguna decisión, “mis horas salieron a concurso, lo que implica que hay una medida ya tomada de apartamento del cargo. Ahora tendrá que esperar para ver el destino que me darán. Seguramente será al área de Torturas para docentes rebeldes”, ironizó.

Fuente: sanluisnoticia.com.ar

Deja un comentario