Permanecen en estado crítico producto de los enfrentamientos registrados entre manifestantes y fuerzas de seguridad israelíes en varios puntos de Cisjordania y la Franja de Gaza.

Mahmud Audah, de 20 años, recibió un disparo en la cabeza en los disturbios ocurridos en el puesto de control de Qalandia y fue trasladado al hospital israelí Hadassah.

Por otra parte, el periodista palestino Yihad al Qadi recibió un disparo en el abdomen cuando cubría los enfrentamientos que estallaron en los alrededores de la prisión de Ofer, cerca de la localidad palestina de Ramallah.

Al Qadi fue operado de urgencia y se le ha tenido que quitar la parte del hígado dañada por la bala, según la agencia palestina de noticias Maan.

Decenas de palestinos sufrieron ayer el impacto de balas de goma y gases lacrimógenos disparados por el Ejército israelí durante la jornada de protestas. En Jerusalén resultaron heridos seis jóvenes palestinos por los disparos con balas de goma, consignó la agencia DPA.

Más de quince jóvenes también recibieron impactos de balas de goma en Ramallah, que se suman a decenas de afectados por los gases lanzados en zonas de Al Bire, Qalandia, donde se desplegaron los soldados israelíes para enfrentarse a los manifestantes.

Entre los afectados por los gases lacrimógenos se encuentran el primer ministro palestino, Salam Fayyad; la gobernadora de Nablús, Layla Ghannam; y el secretario general del Frente para la Liberación de Palestina, Wasil Abu Yousif; que han participado en una manifestación en Bilin.

Por su parte, una portavoz del Ejército israelí afirmó que “más de 200 palestinos participaron en una protesta violenta e ilegal en Beitunia, donde se lanzaron cócteles molotov y piedras contra las fuerzas de seguridad, que respondieron haciendo uso de material antidisturbios”.

En otro incidente, al menos tres palestinos resultaron heridos en la Franja de Gaza por los disparos de las fuerzas de seguridad israelíes en una trifulca en la frontera.

El episodio de violencia de ayer se produjo tres días después de que las milicias gazacíes lanzaran tres cohetes contra territorio israelí, los primeros desde la tregua del pasado 21 de noviembre, firmada tras ocho días de ofensivas.

La oleada de protestas en Cisjordania y la Franja de Gaza se desató la semana pasada tras la muerte de Arafat Jaradat, fallecido en una prisión israelí debido a la tortura a la que fue sometido, según las autoridades palestinas.

Jaradat fue detenido la semana pasada por lanzar piedras contra vehículos israelíes en Cisjordania y falleció el sábado en la prisión de Megiddo por un ataque al corazón, según la versión israelí, aunque la Autoridad Palestina sostiene que murió por “tortura extrema” basándose en los primeros datos de la autopsia, realizada en Israel, aunque con testigos palestinos.

Deja un comentario