Con el primer día de sede vacante en el Vaticano, se inicia el proceso que llevará a la elección de un nuevo papa, tras el fin del pontificado de Benedicto XVI.

Roma amaneció este viernes con un cielo plomizo y nublado, que contrasta con las dos últimas jornadas de sol radiante y temperatura agradable que otorgó una calidez particular a las vibrantes últimas 48 horas del ahora papa emérito Benedicto XVI.

En la Plaza San Pedro, turistas y fieles llegados de todo el mundo hacen fila para ingresar a la imponente basílica o para comprar las estampillas especiales que el Correo de la Sede Santa puso en circulación hoy, en relación a la histórica renuncia de Benedicto XVI, la primera en los últimos 600 años de historia.

En tanto, desde la plaza se observan cerradas las ventanas del palacio apostólico, luego de que anoche se sellara el departamento en que vivió el papa emérito durante sus 8 años de pontificado y el ascensor que lleva a él.

En el acceso al departamento se colocó un sello con el texto “sede vacante”, la misma leyenda que figura esta mañana en el sitio web oficial del Vaticano y en la cuenta de Twitter del sumo pontífice.

Para hoy se espera que el decano de los cardenales, Angelo Sodano, envíe las cartas a sus pares de todo el mundo para convocar a las congregaciones generales de los cardenales electorales, que comenzarán el lunes por la mañana y transcurrirán toda la semana.

Durante esa semana quedará definida la fecha de inicio del cónclave -que se estima podría ser el lunes 11 de marzo- mientras analizan las cuestiones vinculadas a la vida de la Iglesia, y empiecen a circular las candidaturas de los purpurados considerados “papables”.

La Oficina de Prensa difundió esta mañana un listado de todos los cardenales que participarán del cónclave: un total de 207, de los cuales 117 están habilitados para votar y 90 que no, por ser mayores de 80 años.

Según informó el vocero del Vaticano, el padre Federico Lombardi, el cónclave contará, en principio, con 115 habilitados para votar y si bien la mayoría ya se encuentra en Roma, aún se espera el arribo de otros.

En la lista del elenco de cardenales que entrará en la Capilla Sixtina figuran 4 argentinos: Jorge Bergoglio, Leonardo Sandri, Jorge Mejía y Estanislao Karlic, de los cuales solo los dos primeros podrán votar y, por lo tanto, ser considerados “papables”.

Deja un comentario