Roberto Bacman (CEOP), Pablo López Fiorito (Ibarómetro) y Artemio López evalúan el mensaje de la presidenta Cristina Fernández en el Parlamento. Elogio de la retrospectiva e ideas fuerza en las propuestas de reforma judicial.

Analistas políticos destacaron el discurso de la presidenta Cristina Fernández en la apertura de sesiones del Congreso Nacional. Mientras que Artemio López, de la Consultora Equis, sostuvo que fue el mejor comienzo de ciclo parlamentario “desde 2007”; Pablo López Fiorito, de Ibarómetro, señaló que la alocución demostró “la capacidad de gestión” del gobierno; Roberto Bacman, del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), destacó “la revisión de los diez años de gestión y la defensa de la continuidad de este modelo”.

López Fiorito señaló que “el discurso de Cristina vuelve a demostrar por un lado la capacidad de gestión que el gobierno ha tenido estos dos años”. Y agregó: “Por otra parte, frente a las demandas de la oposición con respecto a la justicia, avanza con más democratización.

Cuando la oposición atacaba al argumentar que el Consejo de la Magistratura estaba monopolizado por el kirchnerismo, la presidenta le respondió con más democratización, y lo llevó al plano del voto popular. Lo mismo ocurrió con la segunda gran demanda que algunos medios de comunicación quisieron instaurar que era la corrupción, a lo que se les respondió con la medida de publicar todas las declaraciones juradas de todos los poderes, para garantizar así un mayor grado de transparencia en la gestión pública.” “Las dos de las demandas, que habían sido caballito de batalla de la oposición y algunos medios de comunicación, fueron tomadas por la presidenta y radicalizadas en términos de más democracia y transparencia”, subrayó. Además, el director ejecutivo de Ibarómetro y docente universitario destacó que la mandataria “hizo un buen discurso con temas de la agenda que estaban instalados, y no sólo los retomó sino que apostó a más.”

“Es clarísimo el avance en muchos de los aspectos, como el desempleo y la industria, que devienen en un avance importante en materia económica y social en la Argentina. Al recordar balances de gestión de otros presidentes, ninguno podía hablar cuatro horas exponiendo una defensa política de la gestión con argumentos sólidos. Esto habla bien de la institucionalidad de la Argentina y además es destacable que el discurso sea emitido por cadena nacional y lo pueda escuchar todos.”

Por su parte, Artemio López opinó que el discurso presidencial “fue impecable, el mejor desde que asumió en 2007”. “La retrospectiva no es caprichosa porque las medidas están enlazadas con 2003, no se entiende la posición frente a los fondos buitre y la perspectiva de negociación hacia adelante si no se analizan lo que hizo Néstor Kirchner en 2006. Tampoco se entiende el 6,9% de desempleo si no se analizan las políticas económicas desde 2003.” “Hay una idea de demeritar lo hecho porque se compara con 2003, pero Kirchner asumió 2003, no se busca forzadamente un año para buscar efecto político, sino que se analiza el proceso desde que se inició luego del festival neoliberal”, juzgó.

“La novedad que incorpora con respecto al año anterior es el comportamiento del Poder Judicial. Así como los medios de comunicación se comportan como partidos políticos, algunos estamentos del Poder Judicial también, y se defienden con el argumento de ser independientes. Pero si alguien supone que el voto mayoritario puede ser comparado con Auschwitz, se ingresa al terreno político, y, como tal, deber ser tratado”, puntualizó.

Además, el consultor advirtió: “El intento de sincerar el comportamiento del Poder Judicial y quitarle la supuesta ajenidad a las condiciones materiales que dicen tener es un avance en la democracia. Ya no se niega en el ámbito de los medios la pertenencia desde donde se escribe. El Poder Judicial tiene pertenencia lo niegue o no, toda ley humana no es desconocida por nadie, entre ellas la inscripción social de cualquier práctica, ¡menos la desconocen los que dicen desconocerla!”

Artemio López agregó que “la democratización judicial apunta a darle volumen a lo que es una certeza para todos: todas las prácticas están situadas incluidas las jurídicas”. Y ejemplificó: “El fallo de la Cámara sobre la Ley de Medios está situado, lo que hay que hacer es explicitar la politización que ya existe.”

Por último, Bacman argumentó que la presidenta realizó “un discurso estructurado en el resumen de los últimos diez años de gestión, que se van cumplir el 25 mayo”. “Lo que hizo Cristina fue tomar a los tres períodos de este gobierno para hacer un repaso exhaustivo de cada uno de los temas sustanciales que compusieron a la gestión, entre ellos las jubilaciones, la Asignación Universal y la salud.”

“La primera definición fue que no hay un proyecto concreto para este año de reforma constitucional, que podía ser eje de campaña de la oposición, y por ello la mentada ‘re re’ pone a la oposición frente a una disyuntiva compleja que es volver a tener proyecto propio y no sostenerse con algo por la negativa”, opinó Bacman.

Asimismo, el especialista señaló que “la explicación del tema del acuerdo con Irán puso en claro la postura del gobierno sabiendo de es un aspecto importante para avanzar”. Asimismo, subrayó que “la presidenta llamó a la democratización de la justicia, habrá que ver hasta dónde llega”. “Desmintió que el oficialismo fuera a presentar elecciones populares de jueces, cosa que erradicó definitivamente, pero destacó que el Consejo de la Magistratura pueda tener un componente popular”, completó. «

La oposición, dividida

Durante el fin de semana la oposición se mostró dividida al evaluar el discurso de la presidenta Cristina Fernández en el Congreso.
Mientras el diputado Francisco de Narváez denunció que la jefa de Estado buscará reformar la justicia para contar con magistrados que le “garanticen impunidad” a los funcionarios nacionales investigados por presuntos casos de corrupción, sorprendió la actitud del ex vicepresidente Julio Cobos, quien se mostró a favor de la “transparencia” y de “democratizar” el sistema tribunalicio, aunque advirtió que el Consejo de la Magistratura “tiene que tener un equilibrio” para que “no sea un arma para controlar a los jueces”. En cambio, su correligionario, el senador Ernesto Sanz, insistió con su oposición al plan kirchnerista y reclamó a jueces y fiscales que sean “valientes” y “dejen de lado el rumor en privado”, con el fin de que empiecen a “mostrarse públicamente” en contra de la pretendida reforma tribunalicia, para evitar que avancen “proyectos autoritarios”.

“Fue un discurso impecable. Diría que el mejor, desde que la presidenta empezó su gestión en el año 2007.”

Artemio López Equis

“Frente a las demandas opositoras con respecto a la justicia, avanza con más democratización.”
Pablo López Fiorito Ibarómetro

“Tomó tres períodos del gobierno para hacer un repaso exhaustivo de gestión. La primera definición fue que no habrá reforma constitucional.” Roberto Bacman CEOP

Deja un comentario