Los efectivos recibieron la condecoración al mérito militar y Evo aseguró que continurá el reclamo por la salida al mar. Sebastián Piñera dijo que los saldados no colobraron para hallar una solución.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, condecoró en un acto público a los tres soldados que el viernes fueron liberados por Chile tras 32 días de detención en una cárcel de Iquique, mientras el presidente chileno, Sebastián Piñera, volvió a cuestionar la actitud de La Paz en el tema.

Augusto Cárdenas, José Luis Fernández y Alex Choque, soldados del regimiento “Satinadores de Montaña 24-Méndez Arcos”, con asiento en el municipio orureño de Challapata, fueron ascendidos hoy de dragoneantes a cabos, por su participación en la lucha contra el contrabando.

Fernández, de 18 años; Cárdenas, de 19, y Choque, de 20, habían sido detenidos por los carabineros de Chile el 25 de enero en la región de Tarapacá, a 1987 kilómetros al norte de la capital chilena, cuando perseguían a contrabandistas de autos.

Estuvieron alojados en la cárcel chilena de Alto Hospicio, en Iquique, durante 32 días, acusados de portar un arma de fuego y haber pasado sin autorización a territorio chileno.

En el acto de hoy, en la Plaza Murillo de La Paz, los tres soldados recibieron la condecoración al mérito militar “Eduardo Abaroa” en grado de caballero y la medalla “Prócer José Miguel Lanza” en grado de caballero.

Además, el Ministerio de Defensa le dio a los tres la máxima condecoración militar “Andrés de Santa Cruz” en el grado de caballero.

También se entregaron condecoraciones a otros soldados y a un sargento de música que dirigía la escuadra militar de nueve miembros en la frontera común de Bolivia y Chile.

CRUCES ENTRE EVO Y PIÑERA

En el encuentro, Morales volvió a destacar la férrea unidad de los tres soldados en el proceso judicial en Iquique y su posterior libertad y criticó supuestas “contradicciones” de su par Piñera, al hablar del tema del acceso al mar de Bolivia.

Morales ratificó que insistirá en su intento de que Bolivia tenga una salida al mar con soberanía y continuidad geográfica. “Esta batalla continuará quien sea el (futuro) presidente (de Chile), quienes sean sus nuevas autoridades”, afirmó, La detención de los tres soldados bolivianos “es un pasaje más para reflexionar y fortalecer a las Fuerzas Armadas, un pasaje para seguir dignificando a los bolivianos”, subrayó el mandatario.

Piñera, en tanto, señaló que el caso pudo solucionarse antes si la defensa hubiese actuado de forma diferente.

“Hubo muy poca colaboración de los soldados bolivianos, probablemente por instrucciones de su defensa y tal vez del propio Gobierno boliviano”, consideró Piñera en una entrevista con ADN Radio, reportada por la agencia Prensa Latina.

Para Piñera, la solución del caso se podría haber logrado en los primeros días, porque esa era la intención de su administración.

Pero “aquí hubo un tremendo doble estándar de parte de Bolivia, porque por una parte exigía soluciones y por otra parte frenaba todas las posibles soluciones”, advirtió el presidente.

Deja un comentario