Así, con ironía, Javier Mascherano se refirió al momento que le toca pasar al equipo catalán. Habló de recuperar la confianza, defendió a Messi y bancó a Jordi Roura, uno de los más criticados.

No suele hablar. Es de esos jugadores que siempre prefirieron el silencio fuera de la cancha para hablar ahí, en el campo de juego, donde se definen los partidos. Además, su palabra, en Barcelona, no tiene el peso de los referentes, como Xavi, Iniesta, Messi o Puyol. Pero esta vez a Javier Macherano se le escaparon algunos conceptos que se salieron del cassette en que suelen ingresar los jugadores. Y eso se transformó en noticia. Por ejemplo, el volante de la Selección Argentina y marcador central del Barça dijo que “hace tres semanas el Barcelona era Disney y ahora es la casa del terror”. Irónico como pocas veces, punzante como cuando juega, Mascherano dejó entrever la bronca que sienten los jugadores del mejor equipo del mundo ante las críticas desmedidas tras un par de derrotas. Pero no se quedó ahí, también se refirió al estilo de juego, a cómo salir del momento y algunas cosas más en una conferencia de prensa en la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí.
“Hay que recuperar la confianza en cuanto al juego, no hemos estado a la altura de lo que puede estar este equipo. Si tratamos de recuperar el juego, seguramente llegarán los resultados. Cuando la confianza empieza a traicionarte un poco hay que volver a los cimientos”, aseguró Mascherano. Y defendió a Lionel Messi y a Jordi Roura, sentado en el banco del DT Tito Vilanova, quien actualmente se encuentra en Nueva York tratándose de un cáncer, y dejó claro que, en su opinión, el equipo sufre un problema de pérdida de confianza.
“No es una cuestión de actitud, aunque puede parecerlo”, prosiguió en su análisis para luego añadir: “Si no nos alcanza con esto tenemos que dar un poco más, sobre todo para que se vaya dando este clima positivo para que vuelva la confianza.” Incluso de cara a la remontada que necesita el equipo para revertir el 0-2 de ventaja de Milan, de Italia, en la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones de Europa, Mascherano sostuvo que “la fe ciega no tiene que quedarse en palabras, se tiene que ver con los hechos. Si cambiamos cosas estoy segurísimo de que podemos remontar. Este equipo demostró que tiene herramientas ante situaciones tan complejas”, añadió.
Habló sobre Messi: “No se lo puede juzgar porque en los últimos cinco partidos en vez de hacer diez goles hizo tres, ya que a pesar de la situación delicada que atraviesa el equipo continúa marcando records.”
Habló sobre Jordi Roura: “Seguramente a Jordi le hubiese gustado no haber tenido que pasar por esta situación, pero tuvo la personalidad suficiente para hacerse cargo. Ha tenido la valentía suficiente, y de parte del grupo hay una admiración hacia él por cómo ha manejado la situación. Acá no señalamos a nadie con el dedo, los culpables somos todos. El equipo no empezó a perder porque Tito se fue a Nueva York.”
Y habló sobre Tito Vilanova: “Estamos en una situación atípica y no la buscamos. Se nos enfermó un compañero, el que lideraba, Tito no está de vacaciones en Nueva York. Lo más importante es su tratamiento y que esté curado.”
Habló Mascherano y dijo lo suyo. Sin vueltas, con su estilo frontal, a la altura de la camiseta que se calza. Y habló en un momento caliente, en el que muchos prefieren refugiarse en el silencio.

Deja un comentario