Ambos equipos pertenecen a la Serie 7 y combinan potencia, diseño y capacidades táctiles.

Serie 7 Chronos y Serie 7 Ultra son los nombres de las portátiles con las que Samsung busca incrementar su presencia en un segmento donde el diseño no es algo frecuente más allá de Apple y Sony.

Samsung ya había logrado con su Serie 9 llevar el diseño a un nuevo escalón y esta vez lo repite con los nuevos modelos.

La Serie 7 Chronos posee pantalla de 15,6” con hasta 10 puntos de contacto táctiles. Está potenciada por un Intel Core i7 3635QM de 2,4GHz, gráficos AMD Radeon HD 8870M (2GB), 4GB de RAM (opcional hasta 16GB) y Windows 8.

Lleva un disco de 1TB, altavoces JBL, cámara de 720p, 2 puertos USB 3.0, dos 2.0 y salida HDMI. Su teclado es retroiluminado y la Serie 7 Chronos tiene 20,9 milímetros de grosor y un peso de 2,35 kilos.

La batería ofrece una autonomía de hasta 11 horas.

En tanto, la Serie 7 Ultra está fabricada en aluminio y tiene una pantalla de 13,3” con 10 puntos multi-touch. Emplea Windows 8 como sistema operativo.

Está potenciada por un Intel Core i7 (o i5) de bajo consumo, AMD HD8570M (1GB) y soporta hasta 16GB de RAM. Lleva un disco SSD de 256GB, 1 puerto USB 3.0, 2 USB 2.0 y HDMI. Agrega altavoces JBL.

Su peso es de 1,46 kilos.

El equipo también está disponible con conectividad 4G LTE, mejorando aún más la accesibilidad desde cualquier lugar.

Deja un comentario