Walter Marín reaccionó de una manera indebida. Lo hizo y recibió el castigo por parte del árbitro. El defensor de Mandiyú fue expulsado por intentar golpear a los hinchas de San Martín de Formosa, cuando lo insultaron mientras estaba siendo atendido por los médicos afuera de la cancha.

A los 26 minutos Marín se lesionó y fue atendido al costado del campo de juego. En ese momento el DT, Carlos López, decidió sacarlo del equipo. La decisión no le gustó nada al jugador. Su ánimo empeoró cuando la hinchada visitante comenzó a insultarlo.

Marín no pudo controlar su enojo, tomó un palo que encontró y empezó a utilizarlo en forma de lanza, a través del alambrado, para intentar golpear a los hinchas que le gritaban.

El árbitro, Adrián Meza, le mostró la tarjeta roja mientras la policía tuvo que intervenir para ponerle fin al hecho violento. Se estima que Marín recibirá más de una fecha de suspensión aunque todavía se espera la presentación del informe arbitral.

Deja un comentario