Belgrano logró un buen triunfo ante un Vélez que no se traicionó ni jugando con mayoría de juveniles.

A Belgrano, para moverlo de su juego, hay que conquistar Córdoba y tomar por asalto el predio de Villa Esquiú. 
A Vélez, para cambiarle la fórmula de su éxito reciente, hay que invadirle la Villa Olímpica y lavarles la cabeza a los entrenadores de las divisiones inferiores y a los dirigentes. 
El Pirata y el Fortín jugaron a lo que saben: el conjunto de Ricardo Zielinski priorizó el cero e intentó lanzarse en ataque por afuera, con Martín Zapata y Jorge Velázquez, aunque se repitió en tiros cruzados con finales de buscapiés; los muchachos de Ricardo Gareca, en cambio, trataron de pasarse la pelota, de desequilibrar en el pie a pie, de conseguir un gol, de pisar el área contraria. En ese plano, hubo una sola diferencia, basada en una arremetida póstuma: Zapata dejó de ir por el andarivel derecho, se corrió hacia el centro y anotó el gol, el 1-0 en el Barrio Alberdi, que lo recupera a Belgrano de la derrota ante Newell’s en Rosario de la fecha pasada.
Los responsables de mantener el cero hasta el minuto de descuento fueron los arqueros Juan Carlos Olave y Germán Montoya, un ex Belgrano. Los pibes fortineros, es cierto, bancaron la parada con dignidad, pero sufrieron por demás los pelotazos, las pelotas detenidas, los tiros de esquina, esos puntos en los que Zielinski hace hincapié. Juan Sabia, el único experimentado en la defensa, los guió a los compañeros hasta donde pudo. Los sacó del fondo a grito pelado. En el aspecto ofensivo, se destacaron el colombiano Jonathan Copete y el Torero Brian Ferreira.
Belgrano fue más de lo mismo. Quizá si estaba en la cancha el Picante César Pereyra, la historia se resolvía antes, pero el Picante sufrió una torcedura en su tobillo derecho. Gareca sólo colocó a dos titulares con respecto al triunfo 3-0 ante San Martín de San Juan: Leandro Desábato y Lucas Romero. Una evidencia y un temor: la prioridad es la Copa –recibe el martes a Peñarol, el otro líder del grupo– y el Tigre no quiere más lesiones (Fernando Gago, Lucas Pratto, Facundo Ferreyra y Fernando Tobio están inactivos).
Tardaron en lastimarse. Y Belgrano, en ese terreno, lo ganó con su idea y un golpe. Vélez piensa en la Libertadores.

Deja un comentario