El Senado de la Nación llevará a cabo una sesión ordinaria en la que rechazará el referéndum que realizarán los habitantes británicos de las Islas Malvinas para determinar si quieren seguir perteneciendo al Reino Unido.

El proyecto fue presentado por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, el senador porteño kirchnerista Daniel Filmus; y por el socialista santafesino Rubén Giustiniani.

Según adelantó Filmus a la agencia Télam, el rechazo del referéndum se llevará a cabo “este miércoles”.

“En las Malvinas lo que se va a hacer es una maniobra publicitaria, porque no tiene ninguna validez para la legislación del derecho internacional, con la apariencia de una participación popular”, dijo el senador porteño.

Filmus recordó que “ya se ha votado a través de la Declaración de Usuahia: la única forma de avanzar en un acuerdo es a través del cumplimiento estricto de la Resolución de Naciones Unidas que plantea que este es un caso de colonialismo, pero no de autodeterminación”.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado destacó que en Malvinas “no hay un pueblo colonizado, hay un territorio colonizado”.

Además, anticipó que “probablemente ese pueblo se va a definir por ser británico, obviamente, porque tiene pasaporte británico”.

Al respecto, dijo que la votación en Malvinas “es como un ejercicio de autosatisfacción” porque “ellos pueden elegir ser británicos como los 200 mil británicos que viven en la Argentina”.

“Lo que no pueden decidir es de quién es el territorio que claramente es argentino y que fue usurpado militarmente en 1833. Nosotros creemos que la fuerza no da derechos”, sentenció.

El representante porteño indicó que “esta sesión va a ser para reafirmar que todas las fuerzas políticas y el pueblo argentino está de acuerdo con que el camino para resolver el tema de la soberanía sobre Malvinas es la que todas las naciones del mundo votan cada año en Naciones Unidas”.

Por su parte, el socialita Giustiniani argumentó que el anuncio realizado el 12 junio de 2012 por el Reino Unido, de llamar a un referéndum de consulta a la población que habita en las Islas Malvinas “es una iniciativa contraria a las Resoluciones emanadas de las Naciones Unidas”.

“Esas resoluciones han establecido claramente el modo de solucionar la disputa de soberanía a través de la reanudación de las negociaciones entre ambos países”, sostuvo el legislador.

Además, aclaró que permitir que la población británica de las islas se constituya en árbitro de una disputa de la que su propio país es parte “tergiversa el derecho a la libre determinación de los pueblos”.

“No existe en la Cuestión Malvinas un pueblo sometido a la dominación o explotación de una potencia colonial. Es decir, el referéndum es un ejercicio espurio y tautológico en tanto es impulsado por británicos, para preguntarles a ciudadanos británicos si quieren seguir siendo británicos”, finalizó Giustiniani.

El proyecto de Resolución que será aprobado por el Senado este miércoles rechaza “el anuncio del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de celebrar un referéndum a la población que habita en las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y sus espacios marítimos circundantes”.

La iniciativa también señala que el plebiscito “no tiene ningún sustento ni validación en el Derecho Internacional ya que es contraria a toda Resolución emanada de la Asamblea General y de las del Comité de Descolonización de Naciones Unidas”.

Esas definiciones del organismo multilateral reconocen la existencia de una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido e invitan a ambos países a negociar para encontrar una solución pacífica a la controversia.

Además, le pide a las partes en disputa que se “abstengan de adoptar decisiones que entrañen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación mientras las islas estén atravesando por el proceso recomendado” por la Asamblea General de la ONU.

“La realización del referéndum por parte del ilegítimo gobierno de las Islas Malvinas es una iniciativa contraria a las Resoluciones emanadas de las Naciones Unidas. Por eso los legisladores debemos reunirnos en una sesión para manifestarnos en contra de este anuncio del Reino Unido”, finalizó Giustiniani.

Deja un comentario