Los médicos y profesionales del Policlínico Regional de Villa Mercedes realizarán hoy a las 11 una asamblea para decidir qué harán frente los hechos ocurridos el viernes y lo que vienen denunciando en los últimos tiempos: persecución y violencia laboral. “El ánimo no es de los mejores, la gente directamente está pidiendo que renuncien las autoridades del Hospital”, sostuvo Carlos Bellettini.

El director del Policlínico, Carlos De Carlini, y el director administrativo, Darío Ceballos, están en la mira de los médicos. En ellos centralizan la culpa de las “persecuciones, amenazas y presiones que han venido sintiendo, con medidas arbitrarias y advertencias que no solamente son una falta de respeto a los profesionales, sino un claro avasallamiento a los derechos laborales”, advirtió el secretario adjunto de la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud.
Si bien la bronca estalló por las decisiones y actitudes de las nuevas autoridades del Hospital (ver nota: http://sanluisnoticia.com.ar/2013/index.php/villa-mercedes/4147-hospital-de-villa-mercedes-los-medicos-pidieron-las-renuncias-de-las-autoridades), los médicos, técnicos y enfermeros consideran insostenible la situación de precarización laboral y de infraestructura que viven en el Policlínico porque el gobierno no ha dado respuestas a “históricos reclamos”.
Bellettini adelantó que en la ciudad de San Luis “realizarán otra asamblea en respaldo a todo lo que está pasando en el Hospital de Villa Mercedes, donde además de la falta de personal, de insumos, de infraestructura en general y de los bajos salarios, se agrega que en las últimas semanas varios médicos han sido amenazados por las autoridades con disposiciones injustas e ilegales”.
El viernes, médicos del Policlínico Regional de Villa Mercedes realizaron una fuerte protesta por la problemática laboral que padecen y exigieron las renuncias de De Carlini y Ceballos. Tras la manifestación lograron reunirse con Alberto Lindow, jefe de Recursos Humanos, a quien le expusieron un abanico de reclamos: falta de personal, de insumos, infraestructura, seguridad y volvieron a denuncias persecuciones y “violencia laboral”.
Luego de la protesta “vinieron las represalian” según reveló Bellettini, porque “a las médicas de Pediatría la cuñada de la ministra (Teresa Nigra), Ana Fajardo, las amenazó y les reprochó haber participado de esta protesta…Ahora están muy molestas y afectadas por esta situación, incluso se sienten en la necesidad de tomar una decisión que agravaría todo, porque no saben ahora si seguirán o no trabajando en el Hospital”.
Pero no solamente los médicos y la APTS reaccionaron ante los reclamos y la situación que se vive en el Hospital de Villa Mercedes. Desde medios periodísticos y las redes sociales, vecinos se están autoconvocando para hacer un “abrazo simbólico” al Policlínico y, de esta manera, apoyar a los profesionales y al hospital público.

Deja un comentario