El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, destacó los datos publicados el viernes por su Gobierno, que indican que el sector privado creó 250.000 nuevos empleos en febrero.

En su alocución habitual de los sábados, se refirió a ello como “buenas noticias”.

“El índice de desempleo cayó al 7,7%. Sigue siendo demasiado alta, pero ahora es menor de lo que era cuando asumí el cargo”, recapituló el mandatario. Obama recordó que las empresas estadounidenses han creado puestos de trabajo durante tres años consecutivos, y resaltó la recuperación del mercado de valores y el mercado inmobiliario. “Tenemos que hacer todo lo posible para mantener este impulso”, subrayó.

Además, Obama reiteró que deben avanzar las negociaciones con los republicanos para evitar recortes al gasto público, con el objetivo de que la economía continúe su recuperación.

En esa línea, aseguró que su prioridad es asegurarse de “encender el verdadero motor del crecimiento”. Por ello, el jefe de Gobierno estadounidense aludió a sus recientes encuentros con diversos congresistas opositores, con quienes pretende acercar posturas para poder dar salida a su agenda política.

“A principios de esta semana me reuní con algunos senadores republicanos para ver si hay maneras más inteligentes de hacer crecer nuestra economía y reducir nuestro déficit que los recortes arbitrarios y el conocido ajuste, que recientemente entró en vigor”, dijo el presidente.

Según sostuvo Obama, las conversaciones con los legisladores fueron “abiertas y honestas”, y se abordaron “temas críticos como la reforma migratoria y la violencia armada”.

El presidente confirmó que la semana próxima continuará con las negociaciones con ambos partidos, con quienes se reunirá en el Congreso.

Deja un comentario