Ayer lunes, a días de inaugurarse el nuevo Paseo del Padre, los artesanos que se ubicarán en las nuevas casillas bajo la pérgola central, comenzaron a desmantelar sus puestos en Avenida Illia.

De este modo, desde la Dirección de Tránsito y Vía Pública se prevé que para el próximo viernes quede habilitada en sus dos manos la Avenida que albergó de manera provisoria a feriantes y artesanos. Para ello es necesario acondicionar dicha arteria, de modo que quede en perfectas condiciones para el tránsito vehicular.

Los artesanos, por su parte, venderán sus productos en los locales provistos por el Municipio contando, además con la posibilidad de hacer uso de los núcleos de sanitarios que se han construido en la nueva obra.

Deja un comentario