El actual jefe comunal de Junín hizo real con su trayectoria aquello de “la política es el arte de lo posible”, empezando a militar en la Coordinadora radical alfonsinista de los albores de la democracia, para terminar avalando un acuerdo con el PRO.

Meoni, quien ayer tuvo una puebleada en su distrito por el undécimo asesinato ocurrido en menos de un año, comenzó su militancia política en 1983 teniendo un rápido reconocimiento, ya que se convirtió en secretario privado de Leopoldo Moreau, uno de los referentes de la Coordinadora, el brazo juvenil que acompañó durante todo su mandato al expresidente Raúl Alfonsín.

Su lealtad no permaneció en el tiempo, aunque sí su perseverancia, ya que luego de varios derrotas en las internas radicales ante el hombre fuerte del radicalismo de Junín, Abel Miguel, alcanzó su objetivo de ser candidato a intendente en 2003, cuando derrotó al delfín del histórico jefe comunal.

El 30 de marzo de 2003 venció en la interna de la UCR a la candidata del intendente Miguel, Magdalena Ricchini, por 3961 a 3847 votos, y el 14 de septiembre fue electo intendente.

En 2007 logró la reelección, pero ya no como hombre de la UCR sino en las listas de la Concertación Plural que convocaba Néstor Kirchner.

Le duró poco su afinidad con el kirchnerismo: en 2008, durante el conflicto entre el gobierno y la dirigencia del agropecuaria, ante la primera recriminación de la Mesa de Enlace se encolumnó detrás del lock out patronal y respaldó al vicepresidente Julio Cobos, cuando en la madrugada del 17 de julio votó en el Congreso contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Meoni fue aún más allá de su respaldo a la dirigencia agropecuaria y hasta propuso una consulta popular para ratificar a Cobos en el cargo luego del voto “no positivo”, idea que nunca prosperó, ya que ni siquiera contaba con el consenso de sus propios aliados.

En las elecciones de 2011, Meoni volvió a ganar y fue reelecto por segunda vez con el 41,27 por ciento de los votos, representando esta vez a la UDESO, que llevó a Ricardo Alfonsín como candidato a presidente y a Francisco De Narváez como postulante a la gobernación.

En aquella ocasión, el cobista Meoni cuestionó a Alfonsín por la alianza con el centroderechista De Narváez, y dijo que el cobismo fue ninguneado por el alfonsinismo en el armado electoral de las elecciones en las que finalmente triunfó Cristina Fernández de Kirchner por el 54 por ciento de los votos.

De todos modos, Meoni ya no parece permanecer fiel al dirigente mendocino en la interna radical y ha decidido acercarse al intendente de San Isidro, Gustavo Posse, uno de los dirigentes que apuesta a la alianza del radicalismo con Mauricio Macri, quien a la vez busca cerrar acuerdos con dirigentes como el duhaldista Jesús Cariglino, jefe comunal de Malvinas Argentinas; y el diputado salteño Alfredo Olmedo.

Meoni dio su primer paso en 2012 para avanzar en una alianza de centroderecha, cuando recibió con bombos y platillos en la Expoagro a Macri, con quien firmó un convenio de intercambio cultural.

“A pesar de pertenecer a partidos políticos diferentes, creo que tendríamos que trabajar y charlar muchísimo del futuro de la Argentina”, sostuvo en esa ocasión.

A un año de ese encuentro, Meoni hoy se encuentra más acerca de apostar a un acuerdo con el macrismo, y si es posible incluir también al intendente de Tigre, Sergio Massa, quien aún no decidió si participará electoralmente dentro del kirchnerismo o si se sumará a este heterogéneo armado opositor.

En ese sentido, el jefe comunal de Junín, que hoy afronta severas críticas por la docena de asesinatos que se produjeron en su municipio, dijo que Mauricio Macri “puede tener visiones más conservadoras para el radicalismo, pero en democracia, no hay que poner límites de estas características”.

Algunos de sus colegas correligionarios, como el intendente de Nueve de Julio Walter Battistella, afirman que Meoni no los sorprende porque “nos tiene acostumbrados” a este tipo de declaraciones, y recordó que el intendente de Junín “antes era kirchnerista y ahora es ultraderechista”.

Treinta años después del regreso de la Democracia, Meoni parece haber dejado atrás los sueños juveniles por los cuales militó en la década del 80 en la Coordinadora radical alfonsinista, para acercarse a Macri y las ideas derechistas del PRO.

Deja un comentario