Luego de haber acusado, con términos durísimos, por corrupción al intendente capitalino Enrique Ponce, el operador político oficial de los hermanos Rodríguez Saá, Alberto Trombetta, tuvo un terrible ‘arrugue de barrera’ al faltar por segunda vez a las audiencias judiciales programadas luego de que el edil se vindicara. “lo voy a llevar a la Justicia” -palabras más, palabras menos- alardeó el vocero oficial, pero a la hora de presentarse demostró que está muy lejos de los dichos del Martín Fierro, en aquello de que ‘soy toro en mi rodeo y torazo en rodeo ajeno’.

Por: periodistasenlared.info

A la audiencia prevista para ayer, “solamente asistió el Dr. Ponce, acompañado por quien les habla y por el Dr. Aldo Giulliani”, dijo el Asesor Letrado municipal Ricardo André Bazla y se quejó de que “por la ausencia del señor Trombetta, la audiencia no se concretó por segunda vez”.

Bazla informó que a la frustrada audiencia se presentó el abogado Carlos Robledo -íntimo amigo del operador político- “con un escrito que tenía un exceso de informalismo”, toda vez que “estaba escrito a mano, carece de la firma de Trombetta, tiene la firma solo del Dr. Robledo y no hay posibilidad de que eso acredite la representación legal” del operador político, por lo que estima que ese escrito “debe rechazarse”.

Ahora la parte que representa a Ponce presentó la acusación para que sea la Justicia quien investigue la presunta comisión de algún delito por parte del ‘gallito arrugueti’, en su denuncia pública que no se animó llevarla a tribunales tal como lo había prometido en su programa televisivo.

Informe: Carlos Rubén Capella
carlosrcapella@yahoo.com.ar

Deja un comentario