El cardenal argentino Jorge Bergoglio, de 76 años, es el nuevo líder de la Iglesia Católica. El nombre elegido por Bergoglio es Francisco I.

La identidad del 266º papa fue revelada este martes desde el balcón central de la Basílica de San Pedro minutos después de que se viera la fumata blanca saliendo de la chimenea de la Capilla Sixtina a las 19h05 locales. El protodiácono del Vaticano, el francés Jean-Lois Tauran, fue el responsable de anunciar la famosa frase “Habemus Papam”.

Jorge Mario Bergoglio, quien es el primer papa no europeo en la historia de la Iglesia Católica, ha pasado casi toda su carrera en Argentina, supervisando templos y curas párrocos.

Bergoglio tendrá que afrontar importantes retos dentro de la Iglesia, como la reforma de la curia, para hacerla más eficaz y transparente, y potenciar la nueva evangelización en un mundo cada vez secularizado. También deberá luchar contra los casos de clérigos pederastas, siguiendo las líneas de tolerancia cero adoptada por Benedicto XVI, la escasez de vocaciones, el celibato sacerdotal, una mayor presencia de la mujer en las instituciones de la Iglesia y la mejora de las relaciones con el Islam y, sobre todo, con los judíos.

Deja un comentario