La consigna que los médicos mostraron en la marcha realizada este jueves en la ciudad de San Luis fue clara: “Basta de violencia laboral en el hospital de Villa Mercedes”. La Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS) se sumó así a la manifestación que organizó la ATE y congregó a gremios de distintos sectores de la administración pública de la provincia.

El conflicto en el Policlínico Regional de Villa Mercedes se agudiza a medida que pasan los días y los médicos, en vez de conseguir respuestas, reciben agravios de los funcionarios del ministerio de Salud. “Las declaraciones de la ministra (Teresa Nigra) y de la titular del área Promoción y Políticas Sanitarias, Ana Fajardo, no solamente están fuera de la realidad que vivimos en el Hospital, sino que también fueron ofensivas y lo único que lograron fue generar más malestar”, advirtió Carlos Bellettini.

“Esta es una manera de expresarnos, con manifestaciones en la calle para que la gente sepa lo que está pasando. También vamos a pedir a funcionarios que se pronuncien sobre el tema”, adelantó.

Los integrantes de la APTS tienen en agenda pedirles a los concejales de Villa Mercedes que los reciban “para explicarles cuál es la situación real del Policlínico y por qué estamos luchando. Lo mismo haremos con el intendente Mario Raúl Merlo y todos los funcionarios con los cuales podamos entrevistarnos”.

Mientras tanto, las tratativas con funcionarios del ministerio continúan. “La semana próxima nos reuniremos nuevamente con el jefe del programa Recursos Humanos, Alberto Lindow y esperamos respuestas. Si la situación no cambia, saldremos nuevamente a la calle. Estamos pensando en hacer una manifestación en Villa Mercedes”.

Los médicos exigen que se terminen las persecuciones y los hechos de violencia laboral que se han producido en los últimos días. Culpan al director del Policlínico, Carlos De Carlini, y al director administrativo, Darío Ceballos, de llevar adelante una política de hostigamiento y maltrato hacia el personal del Hospital.

La “violencia laboral” es uno de los puntos que hizo estallar el conflicto, pero se suma a otros reclamos “históricos” que los médicos vienen planteando a las autoridades del gobierno sin conseguir respuestas: más nombramientos, equipamientos e infraestructura, recomposiciones salariales y mejoras en las condiciones laborales.

En la marcha de ayer, ATE se solidarizó con los reclamos de los profesionales de la Salud y, al mismo tiempo, pidió por mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores de la administración pública en general; que se terminen los maltratos y la precarización laboral, nombramiento de todos los pasantes y trabajadores del plan de inclusión y paritarias, entre otros puntos.

Deja un comentario