Una inspección del Ministerio de Trabajo detectó que de las 126 firmas fiscalizadas durante la realización de la feria, en 58 había trabajadores no registrados y hasta adolescentes que laboraban sin permiso de sus padres. Clarín y La Nación son los principales accionistas.

“Otra lección del campo argentino”, editorializó La Nación el pasado 9 de marzo, al producirse el cierre de la feria Expoagro, promocionada como la más importante del sector en el país. No obstante, un balance de los operativos de inspección laboral desarrollados en la muestra a cielo abierto da por tierra con esa sentencia.

Casi la mitad de las compañías que participaron recientemente de Expoagro tenía trabajadores no registrados, según se desprende de las fiscalizaciones llevadas a cabo por el Ministerio de Trabajo durante la etapa de armado, exposición y desarme de los stands.
Sobre un total de 126 empresas fiscalizadas, 58 presentaron algún tipo de irregularidad laboral, mientras que uno de cada cuatro trabajadores relevados no estaba registrado. Los inspectores de San Nicolás y Junín realizaron fiscalizaciones en las actividades de construcción, servicios (vigilancia, maestranza y promotores) y gastronomía.

En concreto, la cartera laboral nacional relevó la situación de 652 trabajadores, de los cuales 173 no se encontraban registrados (26,5 por ciento), es decir, sin recibir los aportes a la contribución de la seguridad social ni ningún tipo de obra social. Asimismo, dentro del universo de irregularidades, los inspectores encontraron a 11 adolescentes sin que ninguno de ellos contara con la autorización de los padres obligatoria para poder trabajar.

Deja un comentario