El agitado clima político que vive el peronismo mendocino va dejando en evidencia las intenciones de cada sector, por un lado los “azules” pretenden mostrarse alineados con el proyecto nacional, mientras que “la corriente” apuesta a conseguir poder aún al costo de ir en contra de la tendencia del Consejo Nacional Justicialista.

Así lo manifestaron los máximos dirigentes de “la corriente”, luego de que los “azules” decidieran partir los bloques debido a las constantes embestidas del vicegobernador en los territorios departamentales gobernados por intendentes justicialistas que no necesariamente responden a su sector.

El propio Ciurca había manifestado la idea de “desdoblar” para que en Mendoza se vote en una fecha distinta a las elecciones nacionales, luego de que los “azules” propusieran en la legislatura, que la provincia se ajuste a las PASO, en consonancia con la línea oficialista nacional.

Scioli, Massa y la no re-reelección de Cristina

Son al menos “curiosas” las relaciones del vice mendocino con uno de los principales competidores a la candidatura de la Presidenta para un nuevo período. Una de las “reuniones” se dio en el marco de la Vendimia Solidaria en la que se mostró entusiasmado junto a Daniel Scioli, Sergio Massa y los empresarios Vila y Manzano.

En la mencionada reunión, Carlos Ciurca se mostró eufórico al querer incluir a la Vendimia Gay dentro de los actos oficiales de la Fiesta Nacional de la Vendimia, una de las iniciativas que ya tiene varios cuestionamientos en los sectores más conservadores.

Paco sí, Ciurca no

Otra de las intrigas que quedan dando vueltas dentro del justicialismo es que por un lado, en el marco de los festejos vendimiales, Francisco Pérez lanzó a la presidenta como la principal opción presidenciable para el 2.015, mientras que su a su vice, Carlos Ciurca, parece no gustarle mucho la idea, ya que se ha manifestado en varias oportunidades a favor de Daniel Scioli y la no re reelección de Cristina.

Esto marca un panorama interno muy duro con vistas al futuro del justicialismo mendocino, si bien en las últimas décadas fue muy común que en las elecciones legislativas intermedias, como las que se vivirán en este año, se logre unidad, parece ser que la intención del Vicegobernador es forzar una dura interna que podría poner en jaque la gestión del mismísimo gobernador, quien hasta el momento ha logrado sobrellevar el buque por buen camino.

Deja un comentario