El Registro Nacional de Armas (RENAR) “redujo en el último año en un 53% las portaciones de armas emitidas al pasar de 1.400, vigentes en el año 2011, a 660 en 2012”, se informó oficialmente.

Según surge de los registros del RENAR, “de las 8.196 portaciones autorizadas por el organismo en el año 2003 se pasó a 660 en 2012”.

“Si se toma como referencia el número de portaciones autorizadas en el 2003, la reducción ya alcanza el 92%. En relación a las tenencias la caída también es importante, ya que se pasó de 172.404 emitidas en el 2000 a las 78.191 de 2012”, detalló un comunicado.

Se precisó que “en el último año se registró una caída de las portaciones vigentes del orden del 53% (1400 en 2011, 660 en 2012)”.

“La información oficial contradice en forma contundente las versiones periodísticas que intentaron mostrar, sin ningún dato objetivo, un aumento en este tipo de autorizaciones para portar armas de fuego”, se advirtió.

Y agregó que “dichas versiones motivaron la presentación que el lunes realizó el director del organismo, Matías Molle, frente a la Justicia poniendo a disposición la base completa de usuarios de armas registrados y solicitando aclarar definitivamente las versiones periodísticas que circularon en los últimos días sobre supuestas entregas de armas a organizaciones políticas”.

En tanto, se detalló que “de los datos del organismo se desprende que de las portaciones autorizadas en el 2012 el 86% son renovaciones y sólo el 14% son nuevas”.

En relación a las tenencias de armas, el informe precisó que “la mayor baja se registró en 2006, momento en el que el ex presidente Néstor Kirchner encaró una profunda transformación del RENAR, pasándolo a la órbita civil, aumentando los requisitos para tener un arma de fuego y poniendo en funcionamiento el Plan de Desarme”.

“En el 2000 se emitieron 172.404 tenencias, en 2006 ese número se redujo a 57.108, en el 2011 saltó a 83.030 y en el 2012 se redujo a 78.191 tenencias anuales”, se detalló.

En ese sentido, se destacó que “esta política de reducción del circulante de armas se acompañó en el último año con una mayor política de control, aumentando la cantidad de inspecciones y poniendo en funcionamiento un nuevo sistema informático registral que hoy permite hacer un seguimiento online de todos los movimientos comerciales de armas en el país”.

Deja un comentario