Con un escenario internacional que lució complicado para los mercados, el índice Merval de la Bolsa porteña logró una mejora del 0,47 por ciento impulsada por las acciones de la petrolera YPF, que descollaron con un repunte del 2,16.

Los bonos, por su parte, continuaron con su recuperación destacándose una vez más los títulos nominados en dólares bajo jurisdicción local, que son precisamente los más recomendados por los expertos.

De ahí que el Boden 2015 continuó ganando terreno y subió 1,35 por ciento acompañado por el Bonar X que vence en 2017, que terminó 1,02 arriba. Ambos papeles ofrecen un rendimiento de más del 15 por ciento.

Los cupones PIB también siguieron con su recuperación y en este caso la emisión en pesos escaló 2,44 por ciento y la versión en dólares avanzó 1,28.

“Si las cotizaciones de los bonos son señales ciertas, se podría adelantar que los inversores se ilusionan con un final favorable para el país en el reclamo que los fondos buitre llevan adelante en Nueva York”, sostiene uno de los informes bursátiles que circulan por la city porteña.

Las acciones movilizaron negocios por 33,38 millones de pesos y los Cedear´s que representan las empresas extranjeras que operan en otros mercados agregaron otros 12,21 millones, mientras que los bonos de la deuda sumaron 344,89 millones de pesos.

En Wall Street los indicadores de precios mantuvieron una tendencia negativa durante toda la jornada, después que un informe confirmara que se desaceleró con fuerza la recuperación de puestos de trabajo en la principal economía del mundo.

El índice industrial Dow Jones perdió 0,28 por ciento y en Europa los principales mercados cerraron con una caída promedio del 1,40 por ciento, afectados por la floja creación de empleo en Estados Unidos, que reflotó las dudas sobre el ritmo de reactivación.

Puntualmente, la nómina salarial se incrementó en 88.000 puestos el mes pasado, su menor crecimiento en los últimos 9 meses, y muy por debajo de los 190.000 que vaticinaban los analistas.

En cuanto a la actividad cambiaria, el dólar en las pantallas de la “city” porteña cotizó entre 5,14 y 5,15 pesos para la demanda autorizada, y en el segmento mayorista el Banco de la Nación fijó el tipo transferencia en 5,134 pesos.

Dentro del segmento de renta fija, desde prinicipios de año se destacan sensibles alzas, como es el caso del Bonar X con un avance acumulado de 25 por ciento en tres meses.

En el mercado bursátil, el promedio diario negociado también mostró una mejora en marzo del 70 por ciento con respecto al mismo período de 2012, y resultó el registro más alto desde octubre de 2008, de acuerdo con el relevamiento realizado por el Instituto de Mercado de Capitales (IAMC).

El volumen promedio diario de títulos públicos sumó el mes pasado 1.129,4 millones de pesos, cifra que representó una suba de 58,2% frente a las transacciones de febrero.

Los analistas del sector vinculan el comportamiento de los inversores, y las variaciones de corto plazo en las cotizaciones, a las alternativas del litigio con los “fondos buitre” en la justicia estadounidense.

Pero también vinculan la evolución de los bonos con la solidez fiscal del Estado nacional y el clima económico local, que presenta mejores perspectivas de crecimiento que el año pasado.

El volumen total de bonos negociados durante marzo totalizó 28.457 millones de pesos, lo que implicó un notable incremento de 56,3% respecto al mes anterior, y un alza del 35,4% en la comparación interanual.

En cuanto a la valorización reciente, el Indice de Bonos del IAMC registró para el primer trimestre una suba promedio de más de 15%, medida en pesos, y de casi 12% en dólares.

En lo que va del año se destacan las trepadas del Bonar VII en dólares con vencimiento este año (que avanza 23,2%) y el Boden en dólares con vencimiento en 2015 (que suma 20,5%).

El repunte de los títulos públicos locales es considerablemente más pronunciado si se lo compara con los valores que exhibían un año atrás.

El título estrella es el mencionado Bonar X (emitido en abril de 2007 y con vencimiento en 2017, que experimenta casi 65% de incremento anual), seguido por el Boden 2015, que vence en ese año, a un decenio de su emisión (con 50% de suba).

Si bien el resto de los bonos más negociados exhiben alzas de menor rango, tanto en el cotejo trimestral como interanual, la totalidad de los títulos se ve favorecida por la tendencia alcista, de acuerdo con las estadísticas del IAMC.

La mayor suba mensual, para el promedio de especies, se registró durante marzo (7,2% en pesos y 5,7% en dólares).

Ese mes se destacaron particularmente los papeles en dólares, que experimentaron una recuperación de entre 8,1% (los “cortos”) y 11,7% (los “largos”), según el IAMC.

Deja un comentario