El oficialismo espera presentar su dictamen en Diputados a fines de abril. Buscan que la iniciativa sea aprobada con un alto nivel de consentimiento entre los distintos bloques. Se introdujeron varias modificaciones en el articulado original.

La unificación del Código Civil y Comercial recorre la recta final de su trayecto en el Congreso de la Nación. El proyecto, que será la vedette de este año legislativo, busca ser sancionado con un alto grado de consentimiento, producto, en principio, de “la columna vertebral del trabajo” y, luego, de la modificación de algunos de los 140 artículos objetados.

La codificación que cuenta con 2671 artículos y que se debate en el Congreso de la Nación desde agosto del año pasado, lejos está de ser aprobada a libro cerrado. El oficialismo trabajó en un dictamen propio, que reconocerá algunas de las 140 objeciones surgidas del trabajo en Comisión, y que será presentado a fines de abril.

Al respecto, desde el oficialismo destacan que “se analizaron los 140 artículos cuestionados para redactar la propuesta definitiva del nuevo Código Civil y Comercial”, pero aclaran que “ello no significa que se hace lugar a todas las propuestas sugeridas, sino que se analiza en cada caso concreto lo mejor para adecuar las relaciones y situaciones jurídicas particulares entre las personas ya sean humanas o jurídicas, en el cuerpo normativo que regirá”.

Desde bloque del Frente para la Victoria (FPV) explicaron que “las observaciones son tanto de nuestros legisladores como de otros bloques”, y subrayaron que además “algunas son cuestiones técnicas y otras son de fondo”.

Deja un comentario