La brecha económica entre el norte industrializado y el sur atrasado se agravó luego de seis años de crisis en España, según un informe.


La desigualdad no sólo avanzó entre las personas sino también entre los territorios, sostiene el informe “La economía de las regiones españolas en crisis” de la Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS).

La crisis acentuó el retraso de regiones como Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha, frente a las más industriales como el País Vasco, describe un cable de la agencia ANSA.

Las zonas de España que mejor resisten a la crisis son aquellas que partían con niveles de renta superiores, desempleo estructural más bajo, mayor formación y una actividad económica más enfocada hacia el exterior, señala el informe.

Los vascos, los navarros, los madrileños y los catalanes han aumentado su distancia de renta per capita respecto a Extremadura o Andalucía, que “han empeorado su posición respecto a la media nacional”.

Deja un comentario