Los gremios docentes de UDA y SADoP le recriminaron al gobierno de San Luis la falta de respuestas a los pedidos de audiencias para discutir cuestiones salariales y laborales del sector. En el año 2014 le enviaron 105 notas al ministro de Educación Marcelo Sosa, pero no obtuvieron ninguna contestación.

La negativa a la convocatoria a paritarias, los aumentos decididos de manera unilateral y en cuotas, el pago inconstitucional del doble cargo, las críticas a la liquidación de haberes con cifras no remunerativas, más el  incumplimiento del pago por incentivo a los docentes privados forman parte de los históricos reclamos, plasmados en las notas que le enviaron al ministro.

El 11 de febrero pasado, los gremios le enviaron la primera nota del año 2015 al ministro Sosa, en la cual le advierten que están “decepcionados” por la falta de respuestas a los pedidos que le hicieron durante 2014: “le hemos enviado 195 notas que han generado 195 expedientes y ninguna de ellas ha concretado una reunión que se le solicitaba”.

La nota dice textualmente:

Sr. Ministro de Educación

Marcelo Sosa

Mediante la presente, la Unión de Docentes Argentinos y el Sindicato Argentino de Docentes Privados se dirigen a UD. con el propósito de manifestarle nuestra decepción ante la falta de voluntad que, año a año, viene manifestando este proyecto de gobierno para sentarse a discutir con los trabajadores de la educación.

Durante el año 2014, le hemos enviado 195 notas que han generado 195 expedientes y ninguna de ellos ha concretado la reunión que se le solicitaba. Un gobierno, que pregona el diálogo, la participación y el acompañamiento de su pueblo ha dado sobrada muestra, a este sector que lo solicita, que esa bandera no flamea. Ministro, la democracia de un pueblo solo se construye, y mantiene su existencia, con diálogo respeto.

Ministro, ponemos en su conocimiento cuál es el pedido de aumento salarial que consideramos justo y razonable, y que deberá ser tenido en cuenta para su administración para que sea otorgado al sector, ni sin antes fundamentar que tal cifra está directamente obtenida del propio organismo de gobierno – Instituto Provincial de Estadísticas y Censos- y que ha tomado estado público, tornándola irrefutable. Sostenemos entonces que tal cifra no puede ser inferior al 40 % y, además, este aumento no puede ser fraccionado en la forma que se ha venido haciendo, toda vez que aquél licúa el salario por la inflación que afecta nuestra economía, por lo que también pedimos que no se realice el mismo en más de dos veces.

Otro punto a considerar, y que no ha sido tratado por falta de diálogo es el de las cifras no remunerativas y la forma en que éstas afecta al salario del docente próximo a jubilarse contribuyendo, también, al desfinanciamiento de las obras sociales. Las sumas no remunerativas deben ser “blanqueadas” y no vamos a seguir permitiendo que continúe de esta manera.

Tampoco vamos a resignar la discusión sobre la “filosofía” que tiene el gobierno de pagar el “sueldo completo” por persona y no por el trabajo que cada uno desempeña. Esta modalidad debe cesar y cada trabajador debe cobrar por el trabajo que realiza, tal como lo estatuye nuestra Constitución Nacional en aquél presento: “igual remuneración por igual tarea”.

Otro punto, en particular por el sector docente privado y que debe ser trabajado para que no suceda, año tras año, es el incentivo que se deposita en el mes de enero y que, a la fecha, no ha sido depositado.

A la espera de una pronta convocatoria, nos despedimos atte:

San Luis, 11 de febrero de 2015.

Firman:

Jorge Lazarini, secretario general UDA y Pablo Giménez, secretario gremial SADoP

Fuente: San Luis Noticia

Deja un comentario