Los desagües pluviales, del Centro Comercial a Cielo Abierto, es la obra más criticada por los vecinos y la oposición. Este fin de semana, por otra falla en los cálculos, se desmoronó gran parte de la calle Eleodoro Lobos, entre Balcarce y Belgrano.

El pozo, de más de tres metros de profundidad, dejó al descubierto caños de gas y de cloacas, como también la boca de tormenta, construida para canalizar los líquidos de los desagües. “Aparentemente, en ese lugar se produjo alguna rotura, tal vez debido a que la presión de agua superó los cálculos y provocó el desmoronamiento del terreno. Lo que se puede ver son los caños de gas y de cloacas que quedaron al aire, lo que es un grave riesgo para los vecinos y los que transitan por el lugar”, sostuvo el concejal Hugo Yáñez (bloque Frente par la Victoria – Kolina)

“Por lo que sabemos, ahí se hizo una boca de tormenta para desviar los líquidos de desagües hacia el sur, pero algo falló y se provocó la rotura de los caños y el socavamiento del terreno”, apuntó por su parte el concejal Carlos Andreotti (bloque Frente Progresista, Cívico y Social – UCR).

“Estamos preparando un amplio informe con todos los defectos que ha mostrado la obra de desagües que se construye en el marco del CCCA, para pedir explicaciones. Queremos saber qué pasa con tantos desperfectos en la instalación de cañerías, quién hace la obra y qué pasó con los fondos destinados para este proyecto”, agregó Yáñez.

En las calles Eleodoro Lobos y Miguel B. Pastor, entre Belgrano y Pedernera, se suceden los problemas más críticos de la obra de desagües que construye la Municipalidad a través de una Unidad Ejecutora y subcontratando a empresas.

Hace dos meses, en la esquina de Eleodoro Lobos y Balcarce, cuando avanzaba la obra de desagües, se produjo un derrame de agua por la rotura de la red. “En este lugar, la obra ha provocado un caos. Los autos circulan en contramano porque se corta el tránsito y los conductores no saben para dónde ir. Ya hubo varios accidentes. Para colmo, se ve que rompieron o descubrieron que la cañería de agua estaba rota y abrieron un enorme pozo en la esquina. El otro día salía un chorro de varios metros, debieron intervenir y tapar la pérdida. Quedó todo inundado y embarrado, desde la calle hasta las veredas. Es una ironía, porque nosotros casi no tenemos agua por la mínima presión que sale de las cañillas”, comentó una de las vecinas.

En julio pasado, la Municipalidad inició la obra CCCA con la promesa de inaugurarla el 1° de diciembre. Pero las demoras en los trámites de licitación retrasaron los plazos. El proyecto se realiza mediante un sistema de financiamiento duramente cuestionado por la oposición, ya que la gestión de Mario Raúl Merlo utilizará 25 millones para los trabajos, provenientes de un préstamo de $ 12.500.000 del gobierno de San Luis, más otra cifra igual que la provincia le retendrá de los Fondos de la Soja.

Fuente: San Luis Noticia

Deja un comentario