La jueza de Instrucción en lo Penal y Contravencional N° 3, Virginia Palacios Gonella, hizo lugar, el pasado 6 de febrero, a un habeas corpus solicitado por la oficial de policía Lorena Paola Romero, para que la Jefatura Central y la Comisaría 5° (de Juana Koslay) se abstengan de realizar actos que pudieran amenazar la libertad ambulatoria de la denunciante.

En el expediente caratulado “Romero Lorena Paola interpone habeas corpus contra la Jefatura Central de Policía y la Comisaría 5°”, la oficial basó sus argumentos en dos episodios de persecución e intimidación ocurridos a finales del año pasado, que derivaron en una denuncia contra el entonces Jefe de Policía, Guillermo Valdevenítez: el primero fue la difusión de un supuesto audio con connotaciones sexuales y delictivas – presuntamente grabado en la garita de seguridad de la Legislatura (donde Romero cumplía funciones) – y el segundo, sucedido el 16 de diciembre, cuando desconocidos intentaron ingresar al domicilio de la mujer policía.

Tras esos episodios, el 23 de diciembre del 2014 la oficial denunció a Valdevenítez por “acoso sexual” vía telefónica. Horas más tarde de la denuncia presentada en el Juzgado N° 3, el entonces Jefe de Policía renunció a su cargo.

Fuente: San Luis 24

Deja un comentario