En horas de la tarde del miércoles, Claudio Poggi echó a Oscar Papaño, actual Jefe de la Penitenciaría luego de la fuga “en un mueble” de un recluso. En menos de un año Papaño fue despedido de los cargos que ocupó, primero como responsable de la Policía provincial y ahora al frente de la Cárcel provincial. Será reemplazado por Ernesto Saez.

Jonathan Vogel, quien posee un fronduoso prontuario delictivo, se habría fugado este miércoles del Penal aprovechando el movimiento del día de visitas. Está condenado a prisión perpetua por el homicidio del Comisario Máximo Sosa, ocurrido en el año 2002, y en las últimas semanas fue acusado de liderar una banda narco que traficaba droga en San Luis y la región. La red delictiva fue descubierta cuando la Policía Federal, en un operativo realizado a mediados de febrero, incautara 135 kilos de marihuana en la capital puntana.

Por la fuga, el exdirector del Servicio Penitenciario de San Luis, Oscar Papaño, pasó a disponibilidad a 4 suboficiales que estaban a cargo de la custodia de Vogel.

Los investigadores creen que Vogel, en una distracción, se escondió en un mueble que estaba dispuesto para ser retirado del edificio.

No es la primera vez que el homicida se escapa de la Penitenciaría: el 26 de marzo de 2004, ya imputado en la muerte del Comisario, se fugó y fue recapturado un año después en Mendoza.

Redacción San Luis Opina

Deja un comentario