La legisladora por San Luis fue una de las dirigentes a las que la Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, les contestó por carteles que habían puesto sobre sus bancas en referencia a la causa AMIA. Con cara de pocos amigos la representante puntana fue el blanco de las críticas por la utilización política de la muerte del fiscal Nisman.

“No necesito carteles para hablar de AMIA. Hablo desde 1994 denunciando encubrimiento de (el ex juez federal Juan José) Galeano y pidiendo justicia”, expresó la primer mandataria, en alusión algunos dirigentes opositores entre los que se encontraba Arenas.

Luego del boom mediático por el caso Nisman y la caída de la denuncia del fallecido fiscal contra la presidenta, la representante provincial quedó expuesta ante los dichos de Cristina ante la Asamblea Legislativa.

En ese contexto, la jefa de Estado denunció: “La utilización política de la causa AMIA donde hay 85 víctimas que piden justicia asquea, porque la utilizaron y la siguen utilizando desde afuera y desde adentro para hacer geopolítica”.

En su mensaje de apertura de las sesiones ordinarias, Cristina recordó en forma encendida su intervención en la causa AMIA desde 1994 a la cual calificó como “un tablero de operaciones políticas, un tablero de ajedrez de la política nacional e internacional”.

Las palabras de Fernández de Kirchner dieron cuenta de la utilización política que desarrolló la oposición luego de la muerte de Nisman, con la marcha opositora del pasado 18 de febrero de la que participó Arenas y su padre político Adolfo Rodríguez Saá.

Redacción San Luis Opina

Deja un comentario