Las lluvias agravaron el crónico problema de las familias del Plan Lote Eva Perón 2. Hace años que sufren los permanentes derrames cloacales que inundan calles y viviendas. Así viven o intentan vivir hombres, mujeres y niños, rodeados de la inmundicia, la contaminación y los olores insoportables. Además, están indignados por las promesas incumplidas de los funcionarios de la Municipalidad. La situación es desesperante, tal como muestran las imágenes tomadas en la tarde de ayer, miércoles 4 de febrero, que acompañan esta nota.

Cuando llegó este medio, un grupo de vecinos se juntó en la esquina de Mundet y Pasaje 3. Se congregaron espontáneamente, empujados por la necesidad de que alguien los escuche: “En casi todas las boca calles salen los líquidos cloacales. Imaginate, con la lluvia se llena todo de inmundicia y no hay manera de salir o entrar a esta parte del barrio”, contó Alfredo Olguín, uno de los vecinos.

El lugar está situado en el extremo norte del Plan Lote Eva Perón 2, un grupo de más de 400 viviendas que se pueden ver desde la ruta nacional N° 8, vía de circulación obligada para ingresar, no sin algunas serias dificultades, a las viviendas de ese sector.

“Han sido varios los autos que hoy se quedaban atascados en el agua y el barro. Nosotros prácticamente nos hemos dedicado a auxiliar a los conductores que de otra manera no podían salir de los charcos. Es una situación muy difícil, porque nos deja prácticamente aislados”, añadió.

Las dificultades para transitar por las calles del barrio trae consecuencias mucho más preocupantes, según lo relató una de las vecinas: “tuve un problema grave con uno de mis hijos. Llamamos la ambulancia, pero no pudo entrar al lugar porque estaba todo inundado y embarrado ¿Sabés lo que tuvimos que hacer? Agarramos y llevamos en andas a mi hijo, en medio de la lluvia, corriendo y empapándonos en los charcos y el barro”.

Ni las ambulancias, ni los remis y mucho menos los colectivos llegan al sector de las casas del Plan Lote rodeados de desechos. “Tuve que ir hoy a las 5 al Hospital del Plan Lote para sacar turno. Me fui con mi hijo, pero era imposible atravesar las ocho cuadras de distancia con el hospital que, además, está también inundado con los líquidos que salen de las cloacas”,

Otra de las vecinas reveló que la situación doméstica de todos los días es un verdadero calvario. “Si nos bañamos se tapan los desagües y empiezan a salir los líquidos por el inodoro llenando toda la casa”.

Rodríguez, otro de los vecinos que presentó formalmente y en reiteradas oportunidades los reclamos ante la Municipalidad, como también en reuniones que mantuvieron los vecinos con el intendente Mario Raúl Merlo y funcionarios el año pasado, explicó que los problemas “ya los hemos expuesto hasta el cansancio en la Municipalidad y Obras Sanitarias. En una de las últimas reuniones, los funcionarios de la Intendencia prometieron que antes de fin de año, del 2014, iba a estar funcionando una nueva colectora por la zona norte de la ciudad que aliviaría el problema de los derrames cloacales que tenemos. Pero la obra no se hizo”.

 El tiempo pasa y las respuestas pedidas a la gestión de Merlo no llegan . La obra de la colectora costó varios millones” y no se realizó.

Una de las mujeres más afligidas por la difícil situación, contó: vivo en una de las calles donde no se puede entrar ni salir. Mi esposo tiene que usar muletas por una afección que tiene. En varias ocasiones he necesitado transporte, pero los remises no quieren o no pueden llegar la casa y tenemos que buscar la manera de trasladarnos nosotros, por nuestros propios medios”.

Una jovencita que se acercó al grupo de vecinos que reclamaba, se despachó con fuertes críticas hacia el intendente y sus funcionarios: Nos prometen luz y estamos a oscuras, nos prometen asfalto y estamos aún esperando…estamos cansados de tantas promesas que nunca cumplen”.

Una de las señoras recordó que días atrás, cuando estaba con sus hijos tratando de desmalezar un sitio que se encuentra cerca de su casa “nos topamos con una iguana. Nos dio un susto bárbaro. La agarramos y las alejamos del lugar”.

Fuente: San Luis Noticia

Deja un comentario