La crecida del río Quinto provocó la rotura y el arrastre de un acueducto, lo que dejó sin el servicio de agua al 90% de la ciudad de Justo Daract. El ex concejal Víctor Hugo Rutti calificó la situación como “caótica”, recordó que en el año 2010 “habíamos advertido que la obra realizada por el gobierno en el lecho del río no iba a aguantar una crecida” y desmintió la información oficial: “las escuelas no están dando clases normalmente ¿cómo podrían hacerlo sin agua? Los alumnos concurren solamente dos horas por turno”.

Rutti explicó que el acueducto que se llevó la crecida “era una obra construida por el gobierno en el año 2010, durante la gestión de Alfredo Domínguez, por la empresa Gualtieri. Pero se hizo muy mal, ya que el caño se cruzó por el lecho del río, algo que nosotros habíamos cuestionado porque advertíamos en ese momento que, ante alguna crecida, ese acueducto no iba a aguantar”.

Y, afectivamente, no aguantó. Hace 7 días el acueducto fue arrastrado por la crecida del río y las consecuencias las sufren el 90 % de los habitantes de Daract. “Se están proveyendo de agua mediante camiones cisternas, con la ayuda de la Municipalidad de San Luis, porque la intendencia de Daract no tiene”.

Recordó que la cuestionada obra “generó en su momento una fuerte polémica, porque desde entonces se notaban serias fallas de construcción. Incluso las autoridades municipales se comprometieron a hacer la denuncia ante Fiscalía, algo que seguramente no sucedió. Sospechamos que todo se tapó porque los Gualtieri son socios de Rodríguez Saá”.

 “El intendente (Jorge Melano) se vio obligado a sacar la emergencia hídrica, que seguramente la ratificará el lunes el Concejo Deliberante”, añadió.

Fuente: San Luis Noticia

 

 

Deja un comentario