Dentro del caótico panorama que sufren los vecinos de Justo Daract por la falta de agua, una situación –poco común en los municipios alineados con el gobierno- juega a favor de la Municipalidad: nunca recibió la obra de provisión de agua, realizada en el año 2005 por la provincia, “porque se hizo muy mal”, reveló el intendente Jorge Melano. “Ahora se rompió el acueducto que cruza el lecho del río, que nunca debió instalarse ahí, y eso provocó que faltara el agua”, explicó.

Melano se encontraba el sábado aún nervioso, pero no tanto como el día anterior, el viernes, cuando un grupo de vecinos fue a la Municipalidad para increparlo por la falta de agua que sufren desde hace más de diez días en gran parte de la ciudad. “Estamos haciendo todo lo posible, recibiendo ayuda para distribuir agua a través de camiones tanque. También hemos adquirido 800 bidones de agua mineral para repartir”, dijo.

El intendente contó que después de descubrir la falla que ocasionó la falta de provisión de agua –el hundimiento y rotura del acueducto que cruza el lecho del río Quinto- “se comenzaron inmediatamente con los trabajos para una reparación rápida y provisoria para que los vecinos tengan agua cuanto antes”.

El acueducto que se dañó por la fuerte crecida cruza el lecho del río, debajo del puente ferroviario, a tres kilómetros de Justo Daract. Fue construido en el año 2005 por la empresa Gualtieri, contratada por el gobierno, dentro de un conjunto de instalaciones para proveer de agua a la ciudad.

 

La obra fue seriamente cuestionada desde un principio por parte de concejales de la oposición y los mismos técnicos de Obras Sanitarias de la Municipalidad de Daract. “Yo personalmente elevé informes sobre las fallas de la obra. Particularmente el caso del caño que cruza el río, eso no podía hacerse de esa manera porque se sabía que iba pasar lo que finalmente pasó. Que una corriente lo rompiera. Ese acueducto debía cruzar el río por arriba, en el mismo puente”, afirmó el ex funcionario de Obras Sanitarias, Ricardo Torres,

Los mismos cuestionamientos hicieron concejales de la oposición, en el año 2007 y en el año 2010, cuando la obra mostraba las deficiencias de construcción y provocaba el corte del suministro en varios sectores de la ciudad. “Además del acueducto mal instalado en el río, vimos que en las redes que se extendieron en la ciudad no había válvulas, ni planos, ni se respetaban las pendientes, ni se usaron los materiales apropiados. Se producían enormes pérdidas que socavaban terrenos produciendo, incluso, el hundimiento de viviendas. Por eso insistimos en que la Municipalidad no debía recibir la obra en esas condiciones”, agregó.

Y efectivamente, el intendente por entonces, Alfredo Domínguez, nunca recibió la obra. Y, además, presentó una demanda ante Fiscalía de Estado. “Esa presentación aún está en Fiscalía y todavía no hay respuestas. No sabemos nada. Ahora, lo que tenemos que hacer una nueva obra para reparar todo lo que se hizo mal”, reveló Melano.

Una cuadrilla se encontraba trabajando a full el sábado para intentar reparar la rotura del caño que cruza el río Quinto. “Hay que reconocer que le están poniendo todo el esfuerzo, trabajando día y noche, sin descanso. Pero es algo que hay que hacer para tener una solución provisoria lo más pronto posible”.

Según estimaban, entre hoy y mañana, la reparación provisoria estaría lista y gran parte de la ciudad ya podría contar con agua en las redes. Mientras tanto, la provisión se hace con camiones cisterna, como el ofrecido por la Municipalidad de San Luis que desarrolló jornadas solidarias en distintos barrios daractenses.

Melano adelantó que para una solución de fondo, se tomó la decisión de retomar la traza del acueducto donde se había construido originalmente, arriba del puente ferroviario. “Ya se ha pedido autorización a Belgrano Cargas para hacer el trabajo que se tenía que haber hecho antes”.

 

Jornada de piquetes

 

El viernes fuer una jornada tensa en Justo Daract. Cerca del mediodía un grupo de vecinos se acercó a la Intendencia para hablar con Melano. El jefe comunal recibió a tres de los manifestantes. El resto protestó airadamente en las puertas de la Municipalidad, luego hizo un piquete en el acceso Malvinas Argentinas y posteriormente en la misma Ruta 7.

 

“Yo soy del barrio Las Flores donde hace 15 días que no tenemos agua. Encima los tanques no reparten agua como dicen. Lo único que nos quedaba era cortar la ruta para que nos escuchen”, sostuvo Norma Godoy, una de las vecinas.

 

“El gobernador Poggi sabe muy bien lo que está pasando, porque el jueves vino a Daract a entregar bicicletas y se le informó sobre la situación. Pese a todo no tenemos solución”, agregó otra de las manifestantes.

 

Los “piquetes” consecuentemente provocaron serios inconvenientes en el tránsito. Decenas de vehículos, entre autos y colectivos de corta y larga distancia, quedaron por varias horas varados en el lugar.

 

“El gobernador lo único que dijo es que tengamos paciencia ¡Claro! Para él es fácil porque llega a su casa y tiene agua, pero en mi situación y la de todos los vecinos de calle Colón es muy diferente. Sufrimos el corte de agua durante todo el día y no recibimos ninguna atención”, contó una de las mujeres que se sumó al piquete.

Fuente: San Luis Noticia

 

Deja un comentario