Mostrando Conferencia Serba (2).JPG

Luego de que San Luis Agua disminuyera por más de 30 horas y de manera inexplicada el caudal de agua cruda que ingresa a las plantas potabilizadoras, en el día de ayer el gerente de Administración y Gestión de Redes, Alejandro Catapano y el director de Serba, César Cabrera, explicaron ante la prensa las razones que motivaron la intimación que la Municipalidad cursó a San Luis Agua y la disminución de presión que sufrieron algunos barrios de la zona sur.

“La disminución del caudal de agua cruda que ingresa a las plantas potabilizadoras generó una situación crítica que puso en riesgo la provisión de agua a algunos barrios de la ciudad. Sin embargo preparamos y contuvimos esta situación, en primer lugar, comunicando a los vecinos la situación y, segundo, realizando un operativo con el cual llegamos antes que los problemas fueran evidentes. Ahora la situación está restablecida perfectamente y no falta agua en ningún sector de la ciudad”, dijo Alejandro Catapano.

Respecto a la actitud mostrada por los responsables de San Luis Agua ante los reclamos de Serba, Catapano afirmó que: “Ellos manifestaron haber realizado lo que correspondía, pero lo cierto es que el agua no estaba ingresando a nuestras plantas, por lo que esto seguramente será una discusión que no terminará  nunca. Nosotros no estamos en una discusión, sino que estamos planteando una sucesión de hechos que han acontecido”.

“El hecho concreto es que en las plantas disminuyó la entrada de agua, algo que confirmamos con personal de San Luis Agua. Por supuesto, con el correr de las horas la situación se fue normalizando, pero después de una reducción como la que hubo persiste un efecto transitorio que dura horas. En una planta reducir el caudal de entrada genera un efecto importante y duradero que afecta el funcionamiento de la misma gravemente”. 

Vecinos afectados

Por su parte César Cabrera explicó que: “No hubo una falta de suministro, hicimos un comunicado para prevenir a los vecinos que cuidaran y moderaran el uso del agua por el inconveniente que había Luego hicimos un operativo de emergencia preventiva para socorrer a los vecinos del sur, pero cuando estuvimos en el lugar constatamos que no había faltante de servicio”.

“En la zona céntrica hubo una baja en la presión del agua debido a una maniobra que tuvimos que hacer para restablecer los niveles de Aguada I y Aguada II. Tuvimos que sacar parte del caudal de ingreso de Puente blanco para restablecer los ingresos de las otras plantas, trabajo que realizó San Luis Agua”.

“Nosotros detectamos el faltante a partir de las 8 de la mañana y a las 10 de la mañana, el personal técnico de San Luis Agua (SLA) llegó a las plantas a verificar que el faltante que anunciamos era correcto y real. Cuando le permitimos a San Luis Agua a través del presidente de San Luis Agua y del escribano de gobierno, ingresar a las plantas para constatar los caudales que en ese momento ingresaban, habían transcurrido más de 10 horas”.

“El servicio, lógicamente, se estaba restableciendo porque habíamos tomado acciones intermedias para que se fuera normalizando. El presidente de San Luis Agua y el escribano ingresaron a las plantas a las 18 horas y las horas más críticas del problema fueron entre las 8 de la mañana y las 12 del mediodía. De allí el comunicado y el hecho de que comenzáramos a trabajar de manera urgente”.

Respecto a la calidad del agua que ingresa a las plantas, Cabrera dijo que: “Estamos en contacto permanente con la gente de San Luis Agua porque nosotros brindamos un servicio y dependemos de las entregas de agua que ellos nos hacen para poder abastecer las plantas. La calidad de la entrega del agua depende de la provisión que nos hagan en función del dique desde el cual nos provean”.

“Si viene enteramente de la Florida tiene una calidad, de Cruz de Piedra, otra y de Esteban Agüero, otra. Personalmente puedo opinar que La Florida tiene calidad buena, Río Grande medianamente buena y después le sigue Cruz de Piedra que es con lo que abastecemos el centro”.

Por último Cabrera explicó los trastornos provocados por el ingreso de burbujas de aire a las cañerías “Las burbujas de aire se generan porque tuvimos que cambiar y realizar un traspaso de una planta de agua a otra. Hay una reducción de los niveles que generan burbujas de aire y para sacarlas hay que purgar las redes, para que pueda volver a circular el agua correctamente”. 

“Para que no se cortara el servicio de agua, tuvimos que realizar maniobras dentro del sistema que conforman las tres plantas potabilizadoras, lo que produjo baja de presión pero no falta de agua. En ese proceder se producir el ingreso de aire en las cañerías, que luego lleva un tiempo eliminar antes de volver a restablecer el servicio. Ahora está absolutamente normalizado el servicio”, concluyeron los responsables de Serba. 

Fuente: Prensa Municipalidad de San Luis

Deja un comentario