El oficialismo demoró ayer más de tres horas la sesión del Concejo porque no terminaba de dar forma a la ordenanza que autoriza el aumento de las partidas presupuestarias, para el aumento salarial prometido a los EMPLEADOS municipales. El proyecto fue finalmente aprobado a las apuradas, porque la gestión de Mario Raúl Merlo debe tener listas las liquidaciones de los sueldos durante esta semana. La oposición (foto) criticó la desidia y la falta de previsión de la gestión municipal.

“No entendemos por qué los funcionarios municipales y los concejales del oficialismo no prepararon con tiempo el proyecto de aumento de partidas, ya que es un paso obligado para que los empleados puedan cobrar el aumento. Aún así, quedan muchas dudas porque ya se están haciendo las liquidaciones de sueldos y recién se aprobó la ordenanza”, sostuvo el concejal Hugo Yáñez.

A fines de febrero, a tono con lo anunciado por el gobernador Claudio Poggi, el intendente Mario Raúl Merlo anticipó que adhería al decreto provincial para que los EMPLEADOSmunicipales accedieran al aumento salarial del 35 % en tres cuotas. La primera a cobrar en abril (20 %) la segunda en agosto (10%) y la tercera en noviembre (5 %).

Si bien el aumento no era el que habían pedido los TRABAJADORES de las administraciones provinciales y municipales, Merlo igualmente adhirió al decreto provincial. Y ratificó el anunció el martes 3 de marzo en su mensaje inaugural de las sesiones ordinarias.

Pese a todo, ordenanza para que el Concejo autorizara el aumento de las partidas presupuestarias, no estuvo lista sino hasta ayer miércoles 25 de marzo y a última hora.

“Se ve que no hicieron nada durante todo este mes, porque estuvimos esperando durante tres horas que se elaborara el proyecto. Es decir que recién a último momento se acordaron que tenían que contar con la autorización del Concejo, de otra manera, no se podían hacer las ampliaciones presupuestarias y, en consecuencia, los empleados se quedaban sin cobrar el aumento”, comentó.

“Si no fuera porque se trata del salario de los empleados municipales deberíamos habernos retirado del Concejo porque la demora es más de lo que se puede tolerar, es una falta de respeto no solamente a nosotros, sino a la poca gente que viene a las sesiones y a la prensa”, añadió.

Efectivamente, la sesión comenzó a las 13, tres horas después de lo estipulado, y culminó cerca de las 16.

Fuente: San Luis Noticia

Deja un comentario