Dijo que el oficial Eduardo Avila, jefe de la comisaría 8°, habría robado la documentación de una moto secuestrada y que le ofreció un “arreglo” para poder retirarla.

El abogado Pascual Celdrán estaba ayer nervioso y perturbado cuando habló con un grupo de periodistas sobre un hecho sucedido este fin de semana. Una hora después de radicar la denuncia en la Fiscalía N° 3, contó en conferencia de prensa que el jefe de la comisaría 8°, Eduardo Avila, habría robado documentación de una moto que debía retirar y que, cuando buscó respuestas, lo insultó y le dejó entrever que “quería un arreglo, una especie de gratificación para poder recuperar el rodado.

Fuente: San Luis Noticia

Deja un comentario