La cantidad de casos impunes, los permanentes reclamos de familiares de víctimas de distintos hechos de violencia y la falta de respuestas de las instituciones del Estado son las causas que ayudaron a germinar un nuevo espacio en Villa Mercedes: el Centro de Información y Denuncia sobre Derechos Humanos.

La nueva organización no gubernamental tiene como principales objetivos visualizar los hechos de violación, vulnerabilidad o incumplimiento de los derechos Humanos a través de distintas acciones que incluirán la difusión; informes sobre gestiones en órganos ejecutivos, legislativos y judiciales; creación de un digesto en la materia; realización de censos y formulación de denuncias, entre otras.

“Esta presentación marca el inicio de trabajo que se realizará de manera conjunta con organizaciones de nuestra comunidad, referentes sociales y víctimas de la vulneración de los derechos humanos”, explicó Marcela Calderón, una de las coordinadoras.

Calderón, Cintia Martínez, Sandra Ponzio, Graciela Cabral, Alberto Mariani, Laura Capovianco y Luisa Real, entre otros, son los referentes del CID, quienes se reunirán todos los miércoles y jueves de 17 a 19 en la fundación Mil Grullas, ubicada en Francia e Italia.

“A través del trabajo como periodistas hemos podido visualizar la cantidad de casos que se han sucedido en los últimos 30 años en la ciudad, desde los homicidios de los chicos Luna-Martínez hasta ahora se estima que hay más de 40 causas de crímenes impunes. En ninguno de esos casos se han dado respuestas en la policía o en Justicia”.

La periodista recordó, entre otros, los casos de Luna-Martínez, Giuliana Leal, María Rosa Trapasso, Ana Belén Araujo, Marta Carrari, Paulo Cornejo y Abel Ortiz. “En no pocos ya no hay familiares que puedan luchar, porque no están o porque no tienen la fuerza para hacerlo. Por eso, creo que debemos trabajar y hacer lo posible para obtener mantenerlos en la memoria y conseguir respuestas”.

Por su parte, Graciela Cabral, de la fundación Sí a la Vida, explicó que “este espacio debe contar con la participación de gente comprometida desde distintos lugares, en nuestro caso, los que hemos perdidos nuestros hijos en siniestros viales venimos luchando desde hace muchos años por justicia. Necesitamos unirnos, ayudarnos  y acompañarnos para que la justicia castigue a los responsables”.

Calderón, referente del CID y de la fundación Las Mil Grullas, remarcó que una de las principales funciones del nuevo espacio “será denunciar todos los incumplimientos que se detecten, con la intención de que todos organismos empiecen a reconocer esas falencias y a modificar sus prácticas. Es una tarea que emprendimos en el marco de la democracia con una mirada esperanzadora”.

Fuente: San Luis Noticia

Deja un comentario