El Jefe Financiero de la compañía reveló que “el consumo ilegal gobierna nuestro precio en mercados con un alto nivel de piratería”

Si bien Netflix tiene casi 60 millones de suscriptores en todo el mundo, uno de los problemas con los que la compañía tiene que lidiar diariamente es la piratería. En palabras del CEO Reed Hastings, el consumo ilegal de contenido online “es uno de nuestros principales competidores”.

Sin embargo, la piratería le genera otro problema al servicio de streaming, ya que cuando busca instalarse en un nuevo mercado en el que el consumo ilegal de contenido online está muy presente, se ve obligado a bajar sus precios.

“La piratería gobierna nuestro precio en mercados fuera de Estados Unidos con mucho consumo ilegal”, reveló el Jefe Financiero de Netflix, David Wells, quien argumentó: “No nos convendría lanzarnos (en un nuevo mercado) con un precio alto porque hay mucha piratería, y tendríamos que competir con eso”.

Pero esta no es la única forma en la que Netflix aprovecha las descargas ilegales. La vicepresidente de Adquisición de Contenido, Kelly Merryman, dijo que “cuando vamos a comprar una serie, miramos qué es lo que funciona en los sitios de piratería”. Un ejemplo de esto fue cuando la empresa estadounidense decidió adquirir los derechos de la serie ‘Prison Break’ en Holanda, ya que “es extremadamente popular en sitios de piratería” de ese país.

Por último, Wells contó que pretende modificar una de las grandes críticas que recibe Nétflix , y adelantó que el próximo gran objetivo de la empresa es llegar a acuerdos globales con los estudios y así eliminar las restricciones geográficas al servicio.

Por Matías Tercic – [email protected]

Deja un comentario