El candidato del PRO gana con algo más del 34% y el Frente Progresista Cívico y Social, con Lifschitz como ganador, lo sigue con 31,4%. Buena elección del FPV que supera el 22% de los votos.

 

Por otra parte, el postulante Omar Perotti, del Frente Justicialista para la Victoria, realizaba una buena elección y seguía cerca del segundo lugar en cuanto a las candidaturas individuales, detrás del socialista Miguel Lifschitz.

Del Sel lograba 165.819 sufragios, el Frente Progresista 149.597 (107.500 de Lifschitz y 42.097 de Barletta), Perotti llegaba a 105.975 votos, y el Frente Renovador quedaba con 33.250 sufragios (17.214 de Eduardo Buzzi y 16.036 de Oscar “Cachi” Martínez).

La primaria del Frente Progresista Cívico y Social definía candidatos para las generales del 14 de junio, con un claro triunfo del socialista Miguel Lifschitz (71,86 por ciento) por sobre el radical Mario Barletta, que llegaba al 28,14 por ciento.

De esta forma, y con casi un tercio de los votos escrutados, el escenario marcaba una paridad entre el PRO y la sumatoria de las candidaturas del Frente Progresista, en tanto Perotti, con apenas un mes y medio de campaña, lograba un interesante piso con vistas a las generales.

Pese a los guarismos oficiales, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, brindó una conferencia de prensa en la que, en base a las mesas testigos que son utilizadas en todos los comicios, anunció el triunfo del Frente Progresista por sobre el PRO.

Según las cifras brindadas por el funcionario socialista, Lifschitz y Barletta lograban en conjunto el 33,6 por ciento de los votos, en tanto Del Sel obtenía el 31,6 por ciento, y Perotti llegaba al 21 por ciento.

Más relegado llegaba el Frente Renovador, con un 7,7 por ciento de los votos de esas mesas testigo.

En cuanto a la categoría diputados provinciales, el Frente Progresista lograba un contundente triunfo con la lista que encabeza el gobernador Antonio Bonfatti, en este caso seguido por el Frente Justicialista, con Héctor Cavallero como candidato más votado, y relegando al tercer lugar a Roy López Molina, del PRO.

En esta categoría, escrutadas el 31,57 por ciento de las mesas, el Frente Progresista Cívico y Social lograba 223.925 votos, el Frente Justicialista obtenía 100.183 sufragios, y el PRO se quedaba con 55.969 adhesiones.

Avanzado el escrutinio con datos oficiales volcados en la página del gobierno provincial, se incrementaba la incidencia de las mesas del departamento Rosario, donde el socialismo tiene su bastión, pese a lo cual el candidato del PRO lograba mantenerse en la delantera.

En estos comicios estaban habilitados para votar 2.573.431 santafesinos en un total de 7.628 mesas, lo que sitúa al distrito como tercero en importancia en el escenario nacional.

En una jornada que vivió una masiva participación en las urnas en un clima de gran tranquilidad, desde las 19:30 empezaron a parecer los primeros resultados que se pueden seguir desde aquí.

Deja un comentario