Ocurrió cuando la joven de 28 años dormía en su asiento durante un viaje a Buenos Aires. El responsable de hacerle pis, un italiano que llegaba de Chile, quedó detenido en la ciudad cordobesa de Laboulaye. 

Una joven de 28 años vivió una situación sumamente desagradable en un viaje en micro desde la localidad puntana de Villa Mercedes a la terminal porteña de Retiro. Según informó el portal digital Crónica, Josefina Pons,  una empleada bancaria que regresaba de vacacionar en San Luis,  fue orinada en pleno trayecto por un pasajero, que finalmente terminó detenido.

Luego de la correspondiente denuncia radicada por la muchacha, el repugnante sujeto, nacido en Italia y que llegó a la Argentina procedente de Chile, fue demorado en un destacamento de la ciudad cordobesa de Laboulaye.

“Cuando subí al micro en Villa Mercedes observé que un hombre me miraba insistentemente, pero no le di mayor importancia. Me senté en el tercer asiento del lado izquierdo de la parte superior del micro, en tanto el sujeto lo hizo en la primera butaca pero de la otra fila. Giró la cabeza un par de veces, pero hasta ese momento la cosa no pasó de ahí”, señaló Josefina.

La joven comentó que tras cenar – la empresa por la que la que viajaba era Cata Internacional – se durmió, sin más trámite. Claro que no imaginaba lo que iba a suceder pasada la 0.30. “En un momento me desperté sobresaltada porque advertí que mis pantalones estaban mojados. Al hacerlo veo a este hombre que se había levantado de su asiento y me estaba orinando”, agrega.

Cuenta Pons que lo primero que atinó a decirle fue “¡qué hacés, hdp…”. Sin embargo no obtuvo ninguna respuesta. El perverso individuo bajó hacia el primer piso y desapareció por unos minutos.

“Cuando realmente entendí lo sucedido, fui a buscar primero a la azafata y luego a los choferes a los que le conté lo que me había pasado. A todo esto el tipo andaba por ahí y según me contaron en un momento prendió un cigarrillo. La gente de la empresa se portó muy bien y al llegar a Laboulaye paramos en un destacamento donde hice una exposición de lo que me había pasado. Estuvimos ahí casi tres horas y cuando le preguntaron a éste hombre lo que me había hecho, respondió que no se dio cuenta”, expresó.

Josefina asegura que en ese instante lo único que quería era llegar a su casa y bañarse, algo que ocurrió muchas horas después. El sujeto, de 33 años, procedente de Chile y de nacionalidad italiana, quedó detenido en la ciudad cordobesa.

Fuente: ED

Deja un comentario