Rusia estima que esos combates “provocarán un inevitable éxodo masivo” y cortarán “fuentes del suministro de alimentos y ayuda humanitaria”.

A Moscú le preocupan los planes de la coalición árabe encabezada por Arabia Saudita para asaltar Al Hudayda, el puerto más grande en Yemen, según ha asegurado la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova.

Esa posible iniciativa genera “una preocupación extrema” en los rusos no solo porque los combates en la zona “provocarán un inevitable éxodo masivo de la población”, sino porque “cortarán las fuentes del suministro de alimentos y ayuda humanitaria” de Saná —la capital del país—, ha detallado Zajárova.

Así, la vocera de la Cancillería de Rusia ha insistido en que “creemos firmemente que en el conflicto de Yemen no existe una solución militar” y “las partes deben volver a la mesa de negociaciones con la asistencia del enviado especial del secretario general de la ONU [en Yemen], Ismail Ahmed, con el fin de lograr el alto el fuego sostenible y encontrar una solución política al conflicto”.

Esta diplomática concluye que los grupos terroristas Estado Islámico y Al Qaeda “aprovechan este caos” para “controlar algunas partes de Yemen; en particular, en el sur del país” y “complican aún más la situación humanitaria en la zona”.

Deja un comentario