La dosis será gratuita para niños, ancianos, personal de la salud, embarazadas y enfermos crónicos.

La próxima semana el Ministerio de Salud de la provincia, a través de su servicio de Inmunización, iniciará una nueva campaña antigripal, que se calcula alcanzará a 80 mil puntanos y que durará hasta diciembre.

La campaña contempla aplicar las vacunas en todos los centros de salud y hospitales de la provincia y además se organizarán visitas a instituciones geriátricas y centros que asisten a pacientes con enfermedades renales, oncólogicas y cardiovasculares, entre otras afecciones. También se tienen previstas a lo largo del año actividades de difusión y vacunación en lugares de concurrencia pública. Una de las más próximas es la “Semana de la Vacunación de las Américas”, que se llevará a cabo en la última semana de abril.

Aseguran que la vacuna será gratuita para toda la población de riesgo u “objetivo” como las embarazadas en cualquier periodo de la gestación, puérperas; profesionales de la salud; niños de 6 a 24 meses; niños y adultos de 2 a 64 años con enfermedades respiratorias, cardiacas, inmunodeficiencias, pacientes oncohematológicos y trasplantados, obesos, diabéticos y con otros padecimientos crónicos y mayores de 65 años.

María Esther Diángelo, jefa del servicio de inmunización, indicó que la vacunación se enfoca en estos grupos porque son la población “con mayor riesgo de presentar una enfermedad grave y fallecer por el virus”.

La vacuna antigripal está incorporada al calendario nacional de vacunación “con el objetivo de disminuir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus de Influenza en la población de riesgo en la Argentina”, explicó Diángelo.

No hay necesidad de presentar receta médica para recibirlo, a excepción de las personas entre 2 y 64 años con enfermedades, que tienen que presentar una orden médica con la condición detallada. Los pacientes deben vacunarse todos los años ya que la protección otorga inmunidad de 6 a 12 meses y en el caso de niños de los 6 a los 24 meses se colocan dos dosis, con una diferencia de 4 semanas.

Uno de los mitos de la antigripal es que esta puede provocar la misma enfermedad. Según Diángelo, esto es muy improbable. “La vacuna contiene virus de la gripe ya muertos y no puede causar la enfermedad. Menos del 1% de las personas vacunadas desarrollan síntomas gripales, como fiebre leve y dolores musculares después de la vacunación. La inmunidad protectora se desarrolla 1 a 2 semanas después de la vacunación, por lo que siempre es posible que una persona recientemente vacunada pueda estar expuesta a la enfermedad antes de que sus anticuerpos se formen y por consiguiente, desarrollar la enfermedad. Esto puede dar lugar a alguien creyendo erróneamente que desarrollaron la enfermedad de la vacunación”, explicó. Además aclaró que “gripe no es cualquier enfermedad con fiebre y síntomas de resfriado. Hay otros virus que producen síntomas respiratorios sin llegar a ser gripe por Influenza”.

Para prevenir la gripe

El Ministerio de Salud de la Nación recomienda una serie de medidas para prevenir las enfermedades respiratorias, como la gripe. Lavarse con frecuencia las manos, taparse la boca al estornudar y mantener la lactancia materna hasta los 6 meses son algunas de las acciones cotidianas para prevenir los malestares respiratorios.

Ventilar constantemente los espacios cerrados para evitar la humedad también contribuye. Además remarcan que aquellos que comiencen a tener síntomas como fiebre, tos y congestión nasal, no se automediquen y concurran a centros médicos para tratarse.

Fuente ED

Deja un comentario