Inspirado en el personaje de Marvel, el inventor británico Richard Browning se las arregló para que el proceso se le asemeje

Uno de los personajes que más impacto causó en el último tiempo con el salto de los cómics al cine fue Iron Man. Sin ser un multimillonario, como el personaje de Robert Downey Jr., un británico construyó un traje similar al del superhéroe y demostró que realmente puede volar.

Si bien el diseño final dista mucho del que se vio en algunas de las tres películas del héroe de Marvel, el inventor Richard Browning se las arregló para que se le asemeje en cuanto a la posibilidad de volar.

Tal es así que decidió grabar el proceso en todas sus fases y hoy es un éxito en la red social Youtube.

Según indica el diario Clarín, la clave para que este Iron Man casero tome vuelo se encuentra en sus seis microjets impulsados por querosene.

Con dos ubicados en cada brazo y uno en cada pierna, Browning logra elevarse constantemente en las distintas etapas de su experimento.

Se estima que el costo del “traje” fue de unos 50 mil dólares, todos aportados por patrocinadores que confiaron en el alocado proyecto de Browning.

Deja un comentario