La semana pasada, una compilación interna de Windows 10 fue lanzada accidentalmente por Microsoft al canal Windows Insider, la cual contenía referencias de una nueva edición del sistema operativo que recuerda a Windows NT 4.0 Workstation.

Dicha edición de Windows fue lanzada hace más de 20 años, destinada a equipos con hardware y tareas demandantes. Al parecer estará de regreso con Windows 10, de acuerdo con una serie de diapositivas filtradas por los usuarios de Twitter, @h0x0d y @GrandMofongo (vía The Verge).

En la diapositiva se describe por sus cuatro características principales la edición que tendría por nombre Windows 10 Pro for Workstation:

windows-10-workstation

  • Modo Workstation: El sistema operativo identificará cargas de trabajo intensivas relacionadas con el cómputo y los gráficos para ofrecer un excelente rendimiento y alta fiabilidad.
  • Sistema de archivos flexible: Introduce un sucesor para NTFS llamado ReFS, el cual cuenta con soporte para la tolerancia a fallos, gestión de grandes volúmenes de datos y autocorrección.
  • Rápido manejo de archivos: Incluye el protocolo SMBDirect para el manejo de la información a través de las redes con una baja latencia y consumo de CPU al acceder a redes compartidas.
  • Soporte de hardware extendido: Soporte para equipos con especificaciones de alta demanda, con procesadores de más de 4 CPUs y 6 TB de almacenamiento como límite.

Obviamente, esta edición de Windows 10 estará destinada al sector empresarial, donde se suele gestionar grandes cantidades de información a través de recursos de red. Por ahora se ignora cuándo será anunciada oficialmente por la compañía, así como la forma en que se distribuirá.

Deja un comentario