Pese a los anuncios del Gobierno y las declaraciones de supuestas mejoras, el consumo masivo sigue sin recuperarse por lo que mayo también cerró con caída de las ventas de los hipermercados que fue entre el 3 y 5% interanual.

“La gente compró menos, pero vino la misma cantidad de veces. Cayó la cesta, y además compró marcas más baratas”, señalaron desde las empresas nucleadas en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) en diálogo con Crónica.

En la misma línea de baja del consumo, las bodegas viven el peor año de las últimas dos décadas. En este sentido abril fue el peor mes del año y el el consumo interno se derrumbó un 16,9%.

Deja un comentario