Lo dijo el Gobernador de La Pampa, el jueves, cuando los estados puntano y pampeano sellaron el tratado de “El Caldén”, para potenciar sus “bienes sociales, económicos, políticos y culturales”. Verna también destacó: “Somos dos provincias sin déficit, ante una Nación endeudada”.

“Una bisagra clave entre el norte y la Patagonia”. Así definió el gobernador de La Pampa, Carlos Verna, al convenio de “acción política” que selló junto a su par de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; con el que ambas provincias buscarán el crecimiento a través de la cooperación mutua. Con un cordial reconocimiento recíproco, ambos mandatarios admitieron que la similitud entre las realidades administrativas de los dos estados provinciales fue un punto importante para emprender un proyecto federal. Tampoco dudaron en realizar un contraste con la situación crítica que atraviesa el país. “Este acuerdo no es una casualidad, porque somos dos provincias sin déficit ante un Estado nacional centralista y endeudado”, sentenció Verna luego de la firma.

La puesta en vigencia del tratado “El Caldén” fue ayer (jueves) al mediodía en el Salón Blanco de Terrazas, que desbordó de público, testigo de “un día histórico” para los pueblos pampeano y puntano. Además de autoridades gubernamentales de las dos provincias, también participaron intendentes, legisladores y titulares de distintas instituciones que participarán con sus aportes en el desarrollo del plan.

“Uno más uno no es dos. Es todo de lo que vamos a ser capaces con una visión asociativa y cooperativa, multiplicando nuestros bienes sociales, económicos, políticos y culturales”, señaló Verna, quien reclamó al Ejecutivo nacional que “reconozca el esfuerzo de tener equilibrio fiscal al momento de la aplicación de los fondos públicos”. “Queremos que nos pague lo que nos debe”, exigió

En un tono similar, Rodríguez Saá criticó la estrategia del gobierno de Macri, que hace “mirar el pasado para justificar el presente” y llamó a la defensa de la coparticipación federal. “Siempre buscan cómo quitarnos un poquito”,  aseguró

Además, el gobernador puntano dijo que “El Caldén” apunta al futuro, con una agenda de temas que son atajos “para alcanzarlo rápidamente”.

Como pilar fundamental, el tratado buscará impulsar acciones conjuntas que promuevan el desarrollo económico y social, la salud, la educación, la ciencia y la tecnología, el deporte y la cultura, todo con amparo del Artículo Nº 125 de la Constitución Nacional que aprueba este tipo de acuerdos entre las provincias.

Entre sus puntos principales, llevados a la práctica por futuros convenios particulares, los gobiernos de San Luis y La Pampa implementarán políticas para: la defensa del sistema federal de coparticipación de impuestos; promoción y planificación de producción agroindustrial; crear empleos para los jóvenes en nuevas empresas; dar impulso a la actividad comercial y captación del mercado externo. El documento incluye además temas de seguridad de ambas jurisdicciones; proyectos de investigación en las universidades nacionales y provinciales; y políticas sanitarias para la prevención, capacitación, infraestructura, producción y provisión de medicamentos.

“¿Qué vamos a perder? Nada. ¿Qué vamos a ganar? Todo, es sin techo y además es ejemplar porque nos hemos manejado sin egoísmos. Incorporar a las culturas originarias en un tratado es muy lindo, estamos haciendo una reparación histórica hermosa”, señaló Rodríguez Saá posteriormente en una charla, acompañado de Verna, con los medios de comunicación de San Luis y La Pampa.

Deja un comentario