La medida fue anunciada por el secretario general de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (APOPS), Leonardo Fabré.  

Luego de que un jubilado de 91 años se suicidara de un disparo en la cabeza en una oficina de la ANSES de Mar del Plata, el secretario general de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (APOPS), Leonardo Fabré, anunció un paro nacional por 24 horas para este viernes.

“Hoy son las mismas políticas de los ’90, son los mismos que gobernaban en los ’90 los que gobiernan hoy” disparó el titular de la APOPS en declaraciones al canal C5N y siguió: “para este gobierno el sistema previsional público es una molestia, es un gasto, no lo ven como lo que es, una cuestión justa a partir de lo que los jubilados se han ganado”, dijo Fabre

“Se pegó un tiro un jubilado de ANSES en Mar del Plata. Macri y sus políticas es el responsable”, disparó más temprano Fabré por Twitter.

Por otra parte, un mensaje de APOPS en las redes sociales denuncia “un genocidio” del que serían blanco los jubilados, víctimas de un supuesto “plan de exterminio de nuestros viejos” por parte del Gobierno.

En este contexto, el titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso, denunció el “uso político” de la trágica muerte del anciano a la vez que expresó su pesar por el episodio.

“Dolor y consternación por el lamentable episodio de un jubilado en la oficina de ANSES en Mar del Plata. Acompaño a la familia en este doloroso momento con profundo respeto y comprensión. Esta situación nos afecta a todos. Lamentamos el uso político de una situación tan personal y dolorosa”, dijo el funcionario.

La policía identificó al hombre como Rodolfo Oscar Estivill, de 91 años, quien por la mañana había ido a hacer un trámite a la ANSES y se disparó en la cabeza, ante las personas que estaban en el lugar. Estivill fue llevado de urgencia en estado crítico al Hospital Interzonal General de Agudos, pero perdió la vida poco después debido a la gravedad de sus heridas.

Un empleado de la ANSES aseguró que el hombre había ido al lugar a hacer un trámite para cambiar la sucursal bancaria en la que cobra su jubilación y afirmó que el hombre ingresó alterado, incluso se lo escuchó insultar, y gritaba “a las únicas que tengo que darles explicaciones es a mis sobrinas, que son las que me ayudan”.

Deja un comentario