El actual entrenador del Al Hilal de Arabia Saudita, revivió en una entrevista exclusiva con El Chorrillero el último partido que dirigió como DT del Millonario en la provincia. Fue una final con San Lorenzo que se disputó en el estadio Juan Gilberto Funes.

Por estos días, el polémico Ramón está de vacaciones en Argentina tras los dos campeonatos logrados el mismo mes con su equipo de Arabia Saudita.

Ya paseó por La Rioja, donde tiene parientes, y por la despedida de Fernando Cavenaghi que tuvo al estadio Monumental como escenario: “Estoy disfrutando con mi familia, amigos y la estoy pasando muy bien”, contó en la entrevista telefónica que ofreció a elchorrillero.com

De su paso por la fiesta de adiós al goleador de River dijo: “Lo más importante era su despedida, estar y participar, lo vivimos con mucho cariño y tristeza porque se va uno de los mejores que tuvo el club. Siempre tuve buena relación con él y valoro mucho el factor humano, es una persona increíble y la gente lo ama. Logramos conquistas importantes para el club”.

Ramón Díaz y su hijo Emiliano presentes en la despedida de Fernando Cavenaghi.

Por el éxito con el que vive su presente, no piensa con ser otra vez el DT de River: “Nos está yendo bien donde estamos, he ganado un bicampeonato, la gente nos trata muy bien, no quiere que nos vengamos y hemos renovado por dos años más. Por ahora estamos muy tranquilos”.

Destacó que es una gran experiencia compartir el trabajo con su hijo y “de conquistar prácticamente” un país: “Hace seis años que no ganaban un campeonato y poder darles esta satisfacción a la gente nos puso muy contentos, por todo lo que estamos haciendo y por eso nos queremos quedar”.

Desde el lugar en el mundo donde le toca estar, sigue la actualidad de River de manera inevitable: “Es muy difícil jugar por dos cosas, hizo un buen campeonato y ahora está con posibilidades en la Copa Libertadores”.

Con San Luis, a Ramón lo unen recuerdos y emociones, porque fue justo en esta provincia donde dirigió el último partido para la institución de Núñez. Fue contra San Lorenzo, una final que le permitió después al club disputar la Copa Libertadores. Ese día River ganó 1 a 0 y horas después Ramón Díaz presentó la renuncia, lo que generó polémica en el mundo de River.

“Ya lo veníamos pensando con Emiliano porque veíamos otras proyecciones. Sabíamos también que había una nueva dirigencia que quería elegir a sus propios entrenadores, así que decidimos irnos y creo que fue acertado”, explicó para fundamentar su alejamiento del club.

Además puntualizó que después de esa final, “River se clasificó para todo, por eso San Luis es un lindo recuerdo”.

Unos meses antes, River visitó la provincia para jugar un amistoso de verano con un seleccionado local. “San Luis es de River porque cada vez que íbamos la gente participaba muy lindo, y realmente nos atendieron siempre muy bien”, sentenció unos de los DT más queridos por la hinchada.

Deja un comentario