El cazador cordobés había matado además seis perdices de alas coloradas y dos liebres europeas.

El domingo pasado, un hombre de apellido Domínguez, se dirigía desde la provincia de San Luis hacia córdoba, junto a tres acompañantes. En un momento, en el cruce de las rutas provinciales Nº 11 y 27, su camino se vio interrumpido por un control policial.

Allí la situación se tornó tensa ya que los hombres habían parado unos metros previos al puesto, y ello generó sospechas. Antes de llegar al sitio del operativo, los ocupantes del vehículo arrojaron un bulto que contenía los animales faenados.

Los efectivos procedieron al secuestro de los ejemplares, artículos de caza y un arma que ocultaban en el motor del auto.

La ley provincial de Conservación de la Fauna, Caza y Pesca, indica que ante este tipo de infracciones se deben labrar actas y aplicar las penas correspondientes, es por ello que se multó con $200 mil pesos al cazador.

La Policía incautó una escopeta calibre 12 mm, municiones, 2 linternas, un reflector, un cuchillo, animales faenados entre los que había un venado de las pampas, seis perdices de alas coloradas y dos liebres europeas.

Según un informe de la Fundación Vida Silvestre, el venado de las pampas fue identificado como una de las especies emblemáticas de la región pampeana.

Para comienzos del siglo XIX, podían contabilizarse por millones en Argentina mientras que hoy sólo hay alrededor de 2000 dispersos en pequeñas poblaciones.

Deja un comentario